Estudio de EMC sobre la privacidad online

16 de junio de 2014.- EMC Corporation (NYSE: EMC) publicó hoy los resultados del Privacy Index de EMC, un estudio global que pretende de evaluar las actitudes de los consumidores con relación a la privacidad online. El estudio abarca 15 países y 15,000 consumidores, y revela que tienen puntos de vista, con relación a la privacidad, que varían en gran medida según la región y el tipo de actividad online en la que participen online. 

 

El debate de Big Data sobre cuánta visibilidad deben tener los gobiernos y las empresas con  relación a las actividades, las comunicaciones y los comportamientos privados de las personas continúa en el mundo online. El Privacy Index de EMC explora cómo los consumidores de todo el mundo ven sus derechos de privacidad online y mide cuán dispuestos están los usuarios a prescindir de los beneficios y la conveniencia del mundo digital si esto garantiza su privacidad.

Lea las conclusiones completas del Privacy Index de EMC, con reportes por país.

 

¿Cuál son las principales conclusiones?

Las personas quieren los beneficios de la tecnología sin sacrificar la privacidad. Se destacaron tres paradojas de la privacidad, cada una con un impacto importante en los consumidores, las empresas y los proveedores de tecnología:

  • La paradoja de quererlo todo: los consumidores dicen que quieren toda la conveniencia y los beneficios de la tecnología digital, pero dicen que no están dispuestos a sacrificar su privacidad para obtenerlos.
  • La paradoja de la inactividad: aunque los riesgos de privacidad afectan directamente a muchos consumidores, la mayoría dice que prácticamente no toma medidas especiales para proteger su privacidad, y que considera que la responsabilidad corresponde a quienes manejan su información, como el gobierno y las empresas.
  • La paradoja de compartir en redes sociales: los usuarios de redes sociales dicen valorar su privacidad, pero comparten libremente grandes cantidades de datos personales, a pesar de expresar falta de confianza en que las instituciones protegerán su información.  

Jeremy Burton, Presidente, Productos & Marketing, EMC Information Infrastructure asegura que “el potencial sin precedentes de la nube y los grandes volúmenes de datos para impulsar el comercio y el avance social se basa en la confianza. Las personas necesitan saber que no solo sus datos están seguros, sino que su privacidad está protegida. El Privacy Index revela una divergencia global de opiniones con relación a estos temas críticos y actuales, y es imperativo reconocer que la responsabilidad de la transparencia, la justicia, el comportamiento online seguro y el uso confiable de los datos personales debe ser compartido por las empresas, los gobiernos y los individuos.”

El Privacy Index de EMC confirma que las personas se conducen de forma distinta según el tipo de actividad, lo cual puede categorizarse en varios “yo” online , cada uno con una actitud distinta con relación a la privacidad. Las seis “yo” evaluadas incluyen:

  • El Yo Social: interacción con redes sociales, programas de correo electrónico, texto/SMS y otros servicios de comunicación.
  • El Yo Financiero: interacción con bancos y otras instituciones financieras.
  • El Yo Ciudadano: interacción con instituciones gubernamentales.
  • El Yo Médico: interacción con médicos, instituciones de salud y aseguradoras.
  • El Yo Empleado: interacción con sistemas y sitios web relacionados con el empleo/empleadores.
  • El Yo Consumidor: interacción con tiendas online.

Los puntos de vista con relación a la privacidad varían en gran medida según el “Yo”. Por ejemplo, con relación a su Yo Ciudadano, los encuestados se mostraron más dispuestos a sacrificar su privacidad, para obtener protección o tener un acceso online más fácil y eficiente a los beneficios del gobierno. Por el contrario, su Yo Social es el menos dispuesto a sacrificar su privacidad por estar más conectados socialmente.

El estudio es interesante para los consumidores, las empresas y los proveedores de tecnología.

  • Para los consumidores, respalda la necesidad de aumentar la conciencia sobre los problemas de privacidad y de tomar medidas personalmente para proteger su privacidad. Haga clic aquí para ver las recomendaciones de EMC sobre pasos que puede tomar para mejorar su privacidad como consumidor.
  • Para las empresas, lo más importante es comprender la gama de percepciones de los clientes. Las compañías que demuestren las prácticas de privacidad más relevantes y sencillas para sus clientes se verán beneficiadas en gran medida. Cuanto más evidente sea que una empresa está comprometida con la protección de la privacidad, más probable será que atraiga e incremente su relación con los consumidores.
  • Los proveedores de tecnología son fundamentales para ayudar a las empresas a hacer realidad su compromiso con la protección de la privacidad, y deben encontrar formas de mejorar ésta  en todas sus ofertas sin comprometer la experiencia del usuario, el rendimiento o las capacidades.

Conclusiones clave

La paradoja de quererlo todo

  • Independientemente de “yo “y el tipo de beneficio, las personas están muy poco dispuestas a sacrificar su privacidad por los beneficios de la tecnología digital.
  • 91% de los encuestados valoran el beneficio de “acceso más fácil a información y conocimientos” que les brinda la tecnología digital.
  • El  85% de los encuestados valoran “el uso de tecnología digital para la protección frente a actividades terroristas y/o criminales”; no obstante, solo 54% dice estar dispuesto a sacrificar algo de su privacidad para recibir esta protección.
  • Los encuestados mayores de 55 años en todos los países dicen que están menos dispuestos a sacrificar privacidad por conveniencia y desean más control sobre sus datos personales.

La paradoja de la inactividad

  • La mitad de todos los encuestados informaron haber sufrido una violación de la seguridad de los datos (cuenta de correo electrónico atacada, dispositivo móvil perdido o robado, cuenta en una red social atacada, etc). Muchos no están tomando medidas para protegerse:
    • 43% de los mexicanos no cambian sus contraseñas con regularidad.
    • 39% no usa una contraseña para proteger sus dispositivos móviles a nivel global.
  • A nivel global los encuestados enumeraron el uso, la venta o el intercambio de datos personales para obtener ganancias por parte de las empresas (51%) y la falta de atención del gobierno (31%) entre los mayores riesgos para el futuro de la privacidad. Asimismo, la opción “falta de cuidado y atención por parte de las personas normales como yo” apareció muy abajo en la lista (11%)
  • Una muestra de personas mayores de 55 años demostró que hay muchas menos probabilidades de que protejan sus dispositivos móviles mediante contraseña o cambien la configuración de privacidad en sus redes sociales.

La paradoja de compartir en las redes sociales

  • El uso de redes sociales continúa incrementándose, a pesar de que: 
    • 73% de los encuestados anticipan que su privacidad en las redes sociales será más difícil de mantener en los próximos cinco años;
    • Los consumidores consideran que las habilidades y los valores éticos de las instituciones para proteger la privacidad de los datos personales en redes sociales son bajas;
  • Apenas 51% dice confiar en las habilidades de estos proveedores de proteger sus datos personales, y apenas 39% dice confiar en la ética de esas organizaciones;
  • La gran mayoría de los consumidores (84%) dicen que no les gusta que nadie sepa nada sobre ellos o sus hábitos, a menos que ellos mismos decidan compartir esa información;
  • Una muestra de los encuestados de más de 65 años demuestra que están considerablemente más preocupados sobre su privacidad y son quienes menos dispuestos están a dejar que otras personas se enteren de sus hábitos online.
 

Una perspectiva escéptica sobre la privacidad global

La confianza de las personas en sus niveles de privacidad se degrada con el tiempo:

  • Comparando con el año pasado, 59% de los encuestados en el  mundo sienten que ahora tienen menos privacidad.
  • En Brasil y Estados Unidos se encuentra el mayor porcentaje de encuestados que opinan que tienen menos privacidad ahora, con un 71% y 70%, respectivamente. Francia es el único país con una mayoría (56%) que no está de acuerdo con la afirmación de que tienen menos privacidad ahora que hace un año.
  • Una gran mayoría de los encuestados (81%) anticipa que la privacidad disminuirá en los próximos cinco años.

Estos resultados sugieren que es probable que los consumidores participen en más actividades online con instituciones que demuestren mayor protección de su privacidad. Esto presenta oportunidades genuinas que las empresas y los gobiernos no deben ignorar.

Michael Kaiser, Director Ejecutivo, National Cyber Security Alliance: “Los datos capturados en el Privacy Index de EMC nos dan una perspectiva fascinante de las actitudes de los consumidores globales y validan un argumento fundamental: el respeto de la privacidad y la protección de los datos es un valor crítico que debe ser compartido por las empresas, los gobiernos y las personas, para lograr un ecosistema con mayor confianza. Si las empresas son transparentes y responsables con relación a sus prácticas de gestión de información, los individuos podrán administrar mejor sus interacciones online, de forma coherente en cómo deseen compartir su información.”