¿Es el momento de hacer el upgrade a Windows Server 2003 o no?

12 Nov 2003 en Software

Esta pregunta se la hacen en muchos departamentos de IT que utilizan NT o Windows 2000. La pregunta es sencilla, pero las respuestas son muchas. Vince Barnes escribió para Datamation un resumen de algunas áreas temáticas que pueden ser relevantes para identificar alternativas a seguir.
Como siempre, aparecen el costo de adquisición e implementación, el TCO (Total Cost of Ownership), las contemplaciones de rendimiento y seguridad, confiabilidad, escalabilidad, además de otras. Lo más probable es que la mayoría de los departamentos de IT realicen un upgrade en el corto o mediano plazo, pero ese upgrade no necesariamente es a Windows Server 2003. Es posible que una gran parte de la evaluación de alternativas contemple también a Linux.
En la primera componente de costo tenemos al costo de adquisición, donde Linux resulta favorecido porque se lo percibe con un precio muy bajo en cualquiera de sus formas de distribución, además de no tener los costos de licenciamiento que acompañan a Windows. Pero según muchos estudios realizados, la economía de Linux termina allí. El personal necesario tiene que ser más capacitado (y caro), entre otras cosas.
Según IDC, en infraestructura de redes, print, file y seguridad, Windows es entre un 11% y 22% menos caro que Linux en un período de cinco años, mientras que Linux tiene una ventaja del 6% en Web Serving.
Giga Research, ahora parte de Forrester Research, analizó el desarrollo e implementación de aplicaciones de portales, comparando a .NET sobre Winodws de Microsoft, con J2EE (Java 2 Enterprise Edition) sobre Linux. Este reporte utiliza el concepto de ‘Total Economic Impact’ (TEI), para concluir en que “Microsoft ofrece sustanciales ventajas de costo sobre J2EE/Linux como plataforma de desarrollo en las aplicaciones consideradas”. Los ahorros en los costos surgen de la simplificación del desarrollo con herramientas de Microsoft, lo que se traduce en menores costos laborales y de administración en las aplicaciones customizadas, además de un menor tiempo para su implantación. El reporte de Giga indica un costo hasta un 25% menor a favor de Microsoft, mostrando que el bajo costo de licencias Linux es largamente superado por los demás componentes de la ecuación.