Empresa de transporte crea su red logística en base a FuseSource de Red Hat

Lynden

 

 

 

 

 

 

 

Lynden

La compañía Lynden debía partir de su antiguo sistema para modernizar sus procesos y enfrentar el crecimiento. Lo hizo con FuseSource

Este es el caso de Lynden, una compañía que se especializa en despacho de cargas con logísticas complejas. La compañía necesitaba un sistema de seguimiento capaz de funcionar en ubicaciones con acceso Wi-Fi poco confiable y que requiriese un mínimo soporte de parte de IT.
Vamos a presentar un caso de éxito en el que se aplican conceptos y tecnología muy actual, pero de origen bastante lejano en el tiempo. En este resumen hablaremos de mensajería, pero en términos de MOM (Message Oriented Middleware) y MQ (Message Queue). Las colas de mensajes, como recordarán algunos más veteranos, nacieron en épocas en que las redes no eran tan eficientes como ahora y esa fue la época de lo que se llamó “Remote Client/Server.” Las condiciones de operación de Lynden presentaban dificultades similares a las de aquella época, pero fueron resueltas con tecnología de hoy de FuseSource, empresa que Red Hat adquirió a Progress Software.
Volviendo al presente, la solución que decidió utilizar Lynden fue la distribución FuseSource de Apache ActiveMQ. La razón de esta elección fue que permitía conectar el sistema de bases de datos legacy con dispositivos móviles ubicados en regiones remotas o en depósitos que suelen tener zonas donde no se recibe señal.
Apache ActiveMQ es el más utilizado servidor de mensajes open source. Soporta numerosos clientes de diferentes lenguajes y protocolos. Incluye Enterprise Integration Patters y otras características de avanzada además de soportar JMS 1.1 y J2EE 1.4.
Al utilizar el producto ActiveMQ con su bajo footprint y su alta flexibilidad para una mensajería confiable, Lynden ha logrado disponer de un sistema que mantiene a todos sus warehouses, especialistas en transporte y clientes, al tanto de los tiempos y localizaciones, aun cuando las señales estén inactivas o se apaguen las PCs en los depósitos durante las noches.

Un sistema DB Legacy, EDI y un negocio de cargas en crecimiento
Lynden se especializa en brindar servicios logísticos a ubicaciones remotas. Con sede en Alaska, Lynden opera a una familia de compañías de transporte y logística para poder así ofrecer servicios globales ya sea por tierra, mar o aire. Su misión es la de resolver problemas de transporte complejos mediante la combinación de la gente, las herramientas y la experiencia adecuadas.
La información de logística de Lynden había sido almacenada en una base de datos legacy en forma de objetos EDI (Electronic Data Interchange) durante años. El sistema de bases de datos Universe DB, era extremadamente antiguo, aunque estable. Sobre él corrían cientos o miles de aplicaciones de “pantalla verde” (caracteres). Sacar a este sistema y reemplazarlo no era una opción disponible, pero hacía falta una solución capaz de diseminar eficientemente la información de esa base de datos a todos los depósitos, centros de distribución y agentes móviles en una compañía que crecía velozmente.
El sistema original utilizaba MSMQ (Microsoft Message Queue) para entregar la información de logísticas a cada ubicación. Todos los puntos terminales en los depósitos y distribuidores estaban configurados para hacer un poll de la base de datos cada 30 segundos y para todos los objetos EDI nuevos. Pero a medida que la compañía creció en tráfico de datos, el volumen se hizo inmanejable y cada actualización estaba tomando hasta 45 minutos. Como recurso para salir del paso, se redujo la cantidad de datos compartidos con ciertas ubicaciones para bajar el tiempo de los ciclos de actualización, pero esa medida no servía para sostener el crecimiento de la compañía.
Otro problema era el del soporte de IT. Para mantener la operación funcionando en forma eficiente, la gente de Lynden no deseaba ubicar personal de IT en cada punto de operaciones. De esa manera, no sólo hacía falta un sistema que fuese fácil de mantener, sino que debería ser tolerante a la puesta fuera de servicio de PCs que generalmente se apagan durante la noche.
La gente de IT de Lynden supo que era necesario un nuevo sistema y se puso a investigar soluciones tanto propietarias como open source.

¿Open Source o Propietario?
Tras cierto análisis de la disponibilidad en el mercado, la gente de Lynden acotó su búsqueda a tres opciones: FuseSource, un proveedor comercial grande o un proveedor comercial pequeño.
Inicialmente, la arquitectura propuesta contaba con pocos servidores y habría resultado en un bajo costo en concepto de licencias si hubiesen optado por el proveedor comercial.

FuseSource

FuseSource resolvió el problea con su solución de software y su consultoría

Como el costo de esas posibles licencias no era lo suficientemente atractivo como para interesar a los representantes de ventas de un proveedor importante y, por otra parte, la gente de Lynden no disponía del software para desarrollar una prueba de concepto (PoC), se optó por limitarse a dos opciones con el objeto de no quedar a merced de un representante de ventas.
Dado que el código open source de FuseSource podía ser descargado y probado inmediatamente sin pagar nada, el staff de Lynden pudo desarrollar una completa PoC de aplicaciones y stress test de la forma que mejor les convino. A diferencia de la otra solución comercial que habían contemplado, se hizo evidente que la solución FuseSource era la única tecnología lo suficientemente resistente para manejar su complicado entorno. La veterana y probada tecnología que utilizaba Lynden, combinada con la experiencia de FuseSource en la creación de aplicaciones de misión crítica, la convertía en la elección obvia.

Open source FuseSource da resultado
Lynden articuló sus nuevos sistemas mediante la distribución FuseSource de Apache ActiveMQ y empleó a FuseSource Consulting Services para poder arrancar con el pie derecho. También concretaron una suscripción con FuseSource para asegurar que su aplicación de misión crítica se mantenga funcionando a su máximo rendimiento.
La primer fase del proyecto involucró la creación de interfases para que los dispositivos hand-held pudiesen conversar con Web services que los comunicaran directamente con el servidor de base de datos. Con ActiveMQ a cargo de la entrega de los datos, cada miembro de la organización con un handheld sabe ahora el status de cada entrega y cada cliente en todo momento.
El sistema ya está hoy implementado y funcionando en las compañías Lynden. Hace el seguimiento de 70.000 piezas de carga diaria. Ya que la mayoría de las compañías operan en línea, el sistema hará el seguimiento de 300.000 piezas de carga diarias. En la segunda fase del proyecto, las aplicaciones de pantalla verde, incluyendo a las de administrador de depósitos y servicios a clientes, también serán migradas a ActiveMQ.

Conclusión
Lynden es conocida por sus confiables entregas a puntos geográficos menos que ideales. Necesitaba un sistema de mensajería confiable que pudiese funcionar en condiciones poco deseables. La solución de FuseSource probó ser el fundamento perfecto para su sistema de seguimiento. El bajo foot print de ActiveMQ facilitó su despliegue en depósitos y dispositivos móviles, mientras que la absoluta confiabilidad de la entrega de mensajes hizo que el sistema fuese efectivo a pesar de las interrupciones en la red.