Emerson Network Power investigó el impacto de los delitos informáticos en el centro de datos

logo_emersonnetworkpower

Emerson Network Power, una filial de Emerson y proveedor global de infraestructura crítica para los sistemas de TI y de comunicaciones, en conjunto con el Ponemon Institute, publicó el informe sobre el impacto y los costos de los ataques DoS (Denegación de Servicio) en los centros de datos.

Los ataques DoS ocurren cuando un delincuente evita que los usuarios legítimos accedan a la información o a los servicios, con interrupciones que pueden dar como resultado apagones totales o parciales. El informe documenta el aumento en los ataques DoS en un período de cinco años y analiza el impacto de 273 ataques en la disponibilidad de los centros de datos. A continuación se mencionan los hallazgos más importantes

  • La frecuencia de los ataques DoS aumentó un 59 por ciento entre 2010 y 2015.
  • El costo promedio de los ataques DoS se incrementó un 31 por ciento entre 2010 y 2015.
  • El 49 por ciento de los 273 ataques analizados dio como resultado un apagón parcial o total del centro de datos.
  • Los ataques que ocasionaron un apagón total sumaron costo promedio de $610.300. Los ataques DoS que no resultaron en un apagón parcial alcanzaron un costo promedio de $36.800.
  • Es probable que las organizaciones que sobrellevaron los ataques DoS sin apagones cuenten con características como: una estructura de gobernabilidad con comandos y controles, redundancia del centro de datos, herramientas para recolectar datos de las redes, información avanzada de amenazas, y herramientas corporativas para combatir los ataques DoS.

 

Aunque los ataques DoS son los ataques cibernéticos más frecuentes (y los delitos cibernéticos más costosos en términos de interrupciones en los centros de datos), estos son solamente una de las amenazas que los gerentes de centros de datos enfrentan hoy.  El informe también muestra el costo de otros delitos cibernéticos, como por ejemplo: infiltraciones maliciosas, códigos maliciosos, fraudes electrónicos (phising) y dispositivos robados.

“Los hallazgos de este estudio deberían ayudar a crear conciencia entre los gerentes de las instalaciones y de centros de datos sobre la creciente amenaza sobre la disponibilidad que representan los delitos cibernéticos”, indicó Steve Hassell, presidente de soluciones para centros de datos de Emerson Network Power.  “Esto es esencial pues los profesionales de los centros de datos deberán trabajar frecuentemente con profesionales en seguridad en su organización para desarrollar e implementar los planes que cierren las brechas en seguridad e incrementen la resiliencia del centro de datos”.