EMC lanza consultoría sobre Backup, Recuperación y Archivado de datos

18 Ago 2005 en Storage

EMC Argentina, filial de EMC Corporation, presenta su programa EMC BURA orientado a brindar un servicio de consultoría integral sobre políticas de backup, replicación y almacenamiento racional de la información (archiving).

La empresa decidió impulsar este programa en Argentina a partir de un estudio que realizó entre más de 200 empresas e instituciones financieras de primer nivel local que arrojó dos conclusiones principales: 1) Más de la mitad de las compañías encuestadas  ocupa capacidad de sus sistemas de discos con información que raramente necesitan; 2) El 60% de los consultados tienen escaso o nulo conocimiento sobre el concepto archiving o almacenamiento racional de la información

El programa EMC BURA (Back-up/Recovery & Archiving) es independiente de la tecnología de almacenamiento de datos que el cliente adquiera. Se trata de una consultoría previa que le permite saber cuáles son sus necesidades reales de espacio en disco, jerarquizando la información de acuerdo a su importancia para el negocio, definiendo la mejor y mas eficiente política de backup/restore y la necesidad de archivar de manera inteligente con base en políticas de administración de acuerdo a las características de su negocio y los medios con que cuenta. EMC posee técnicos locales para brindar este servicio, siendo el equipo profesional más numeroso de su tipo disponible en Argentina.

“Es muy importante –en términos de simplicidad operativa y ahorro de costos- que las empresas manejen políticas de backup inteligente y archiving antes de dar cualquier tipo de salto tecnológico”, afirma Marcelo Fandiño, Director de Soluciones Tecnológicas de EMC Cono Sur.

Este estudio realizado por EMC refleja que una cantidad importante de empresas enfrentan el peligro de saturación y disminución de la velocidad de sus servidores. “Si bien todo negocio reconoce el impacto negativo directo que tiene la caída de un servidor, son pocas las organizaciones que se toman un tiempo para pensar de que modo administrar eficientemente sus datos”, destaca Fandiño.

El concepto de EMC de backup inteligente y almacenamiento racional, propone a las compañías adoptar políticas que se acerquen a sus necesidades:

·         Los datos recientes pueden ser almacenados en sistemas de discos duros haciéndolos accesibles en todo momento.

·         Los datos que son chequeados con una frecuencia media pueden estar almacenados en bibliotecas ópticas.

·         Los datos que no son chequeados con frecuencia pueden ser almacenados de manera “offline” pero accesibles. 

Esta mecánica es muy evidente en organizaciones como las financieras. Un banco maneja al menos dos categorías de datos: 1) Recientes o críticos: como los saldos y movimientos de cuentas de sus clientes; 2) Estructurados: información que no se modificará a lo largo del tiempo como contratos y solicitudes de créditos.

“Si bien los datos de ambas categorías deben preservarse durante un período de tiempo prolongado por cuestiones regulatorias, en términos de rentabilidad no tiene sentido utilizar el mismo sistema de almacenamiento y backup para proteger un saldo de ayer que un contrato firmado hace un año o más”, ejemplifica Fandiño.