EMC integra administración de relaciones entre infraestructura y aplicaciones

17 Nov 2005 en Storage

A principios de este año, EMC adquirió a la firma Smarts, especialista en software de administración por el que pagó U$S 260 millones.  EMC anunció que comenzará a vender Application Connectivity Monitor 2.0, software que señala en forma automática incidentes potencialmente dañinos que ocurren en la red, sin la intervención de ningún administrador humano.
Mediante el mapeado de las relaciones entre aplicaciones e infraestructura, ACM 2.0 descubre y monitorea aplicaciones basadas en TCP de la red para que los usuarios conozcan su disponibilidad. ACM 2.0 informa porqué ha fallado una aplicación y no solamente cómo o dónde. El software también puede descubrir aplicaciones que se han deslizado dentro de la red sin permiso.
El funcionamiento de ACM 2.0 es el siguiente: Identifica las relaciones entre dispositivos de una red y luego invoca la correlación. Cuando se produce un evento, el software señala exactamente dónde está la raíz de la causa en lugar de mandar un montón de alertas al administrador como hacen la mayoría de los demás softwares.
La relación raíz-causa es valiosa porque ahorra tiempo y complicaciones en la detección y corrección de errores. Esta tecnología también es importante en momentos en que la preocupación por la seguridad de redes va en aumento. Todos buscan formas más efectivas para alejar programas indeseables entre los que pueden estar bugs dañinos, gusanos y virus.
De esta manera, con ACM 2.0, EMC ingresa en un segmento altamente competido donde están herramientas de administración de IBM, HP, CA y BMC, las cuales pueden monitorear aplicaciones una vez que saben que existen. ACM 2.0 tiene la ventaja de poder ubicar automáticamente a esas aplicaciones sin intervención humana.
EMC espera combinar a los ex productos de Smarts con los propios en plataformas como la de Symmetrix y CLARiiON, en aras de alcanzar una administración avanzada de almacenamiento. Smarts jugará un papel importante en la estrategia ILM (Informatiion Lifecycle Management) de EMC ayudando a que los usuarios retengan archivos inalterables por un tiempo específico.