El ‘Storage Tank’ de IBM entra en acción

13 Nov 2003 en Storage

A finales del año 2000, Linda Sanford, entonces VP a cargo de Storage Subsystem Group de IBM, prometió que Storage Tank sería la solución para los problemas asociados con la operación de redes de almacenamiento heterogéneas, con equipos fabricados por diferentes proveedores. Esto equivalía a decir que el sistema de IBM trabajaría libremente con productos de EMC, Hitachi, HP, StorageTek y otros proveedores de infraestructura de storage. También equivaldría a una interoperabilidad sin distinciones, según las palabras de Sanford.
Pero, hace dos semanas, IBM presentó su producto terminado y la impresión que causó entre los gerentes de productos de las demás compañías de storage, no fue el esperado. La mayoría lo calificó como un enorme y propietario servidor de archivos que parece diseñado para competir con el proveedor de software para storage Veritas.
El ‘Storage Tank’ es –supuestamente-, el resultado de la suma de tecnologías desarrolladas durante los últimos cinco años en los laboratorios que IBM tiene en Almaden, pero el producto final lleva el nombre de TotalStorage SAN File System. Este producto ha sido diseñado para que los usuarios compartan millones de diferentes archivos y representa un medio de control para administrar dispositivos de almacenamiento y datos. Se trata de un esquema contrapuesto con el de múltiples puntos de control. IBM espera que esta solución permita administrar datos que hoy están en múltiples puntos de la red. Cuanto más grande sea la red, mejor utilidad encontrarán en el nuevo producto.
Pero el chiste es que el producto no funciona con ningún otro hardware o software de otros proveedores, como se prometiera hace un par de años. Sólo funciona con hardware Shark, con la versión AIX de Unix y con algunos sistemas operativos Windows. El soporte a esa interoperabilidad prometida vendrá, según IBM, dentro de un año.
Bruce Hillsberg, director de estrategia de software de storage de IBM, sostiene que el SAN File System es para que compañías con grandes warehouses de datos y clientes que están desplegando entornos de computación grid, consigan mayor competitividad al proveer un camino más sencillo con el que los administradores puedan manejar las enormes masas de datos almacenados.
Los competidores criticaron a IBM. Directivos de EMC los culparon de haber faltado a su promesa y por haber tardado más de lo prometido en aparecer con el producto. Además, consideraron que el enfoque no era el más favorable para los usuarios. Pero los analistas no coinciden y creen que el producto de IBM tiene buenas posibilidades y fue diseñado con capacidades de virtualización de las que carecen sus competidores.