El problema del backup en dispositivos corporativos móviles

4 Nov 2003 en Mobile

Aunque el backup es una de las funciones de resguardo que se inició casi al mismo tiempo que el almacenamiento de datos, su foco en los servidores ha prevalecido por sobre el de los puestos de trabajo. En general, si alguien quiere que sus datos tengan backup, no tiene que almacenarlos en su desktop. Respecto a las notebooks y subnotebooks u otros dispositivos de esa clase, olvídelo. Todo queda librado a manos del usuario, que es quien sabe cuál es la información vital de su máquina.

Esta forma de pensar ya no puede aplicarse en vistas al crecimiento explosivo que ha tenido la computación móvil en los ambientes empresariales y organizaciones en general. La cantidad de usuarios que llevan sus datos en las notebooks son ya decenas de millones y existen estadísticas que muestran robos, pérdidas o roturas de un 10% de esos equipos con los que trabajan tantos ejecutivos, vendedores y otros. La antigua recomendación de la gente de IT: “Manden la información de backup al servidor central”, ya no es practicable debido al volumen de documentos, hojas de cálculo y otros archivos disgregados que aterrizarían anárquicamente. La primer conclusión ante todo esto: ‘No se puede dejar el problema del backup en manos del usuario móvil’.

Entre las elevadas barreras que frenan a IT en la adopción de soluciones para el backup de todos los dispositivos móviles, están el costo y la complejidad asociados al backup remoto. IT sigue apuntando al centro de datos. Es más fácil respaldar veinte servidores que mil notebooks, aunque en ellas hoy resida información vital de la empresa.

Nos guste o no resolver este problema, la presión hará que tengamos que poner a la notebook dentro de las pantallas de nuestros radares de IT. En compañías que realizan auditorías externas, evaluación de instalaciones de clientes, etc, el valor de esta información es evidente. Sin embargo, el porcentaje de quienes hacen backups es bajo.

“Casi ninguna de las compañías, en nuestra experiencia, hace backup de datos remotos”, observa David Liff, especialista en estrategias de storage de Computer Associates (CA). “El truco consiste en hacer que la tecnología sea tan simple de implementar y mantener, como para no agregar sobrecarga de trabajo a IT”. A pesar de lo dicho, CA no ha tenido demasiado éxito vendiendo su software BrighStore Mobile Backup. Los usuarios móviles no lograron despertar el interés de IT. Luego, CA cambió de estrategia y apuntó a los directores departamentales y CIOs. Así logró cierta penetración una vez que algunos departamentos adoptaron la solución y otros los imitaron. “Una vez que hay dos o tres departamentos usando backup remoto, IT tiende a soportarlo en forma general. Ven que no es tan terrible y se sienten cómodos de implementarlo”, comenta Liff.

Afortunadamente, las organizaciones tienden a integrar sus infraestructuras y esta clase de tareas que antes fueron trabajosas y complicadas se pueden automatizar en una variedad de plataformas de HP, IBM, Sun, CA, y muchos otros proveedores como EMC (ahora dueña de Legato). Lo principal es comprender que la información que reside en las laptops es parte de la infraestructura básica de IT de la organización. (Y si no lo es, pueden entonces preguntarse: ‘¿Para qué las tienen?’).