El Outsourcing de servicios de seguridad en aumento

26 Ago 2004 en Software

Mientras que los ataques a las redes son cada vez más frecuentes y complicados, grandes empresas y reparticiones estatales de los países más adelantados comienzan a recurrir a contratos externos para mantener su seguridad a salvo.
La tendencia es tan marcada que, de sostenerse, para el año 2010 el 90 por ciento de las operaciones de seguridad se realizará mediante outsourcing. Este mercado de servicios de seguridad administrados tendrá un volumen de unos U$S 3.700 millones para ese año. Así lo prevé la firma investigadora Yankee Group.  Esta cifra se asemeja a la que gastarán en outsourcing de funciones más tradicionales como lo son los recursos humanos, finanzas y contabilidad o administración de cadena de abastecimiento.
El aumento de las amenazas de virus y hackers han forzado a que las compañías lleven la seguridad desde los perímetros de sus redes a vínculos entre componentes de la red, hosts, servidores, bases de datos y otros. Además, las recientes regulaciones estatales de los EE.UU. y otros países con relación a información relacionada con la salud, balances y otros aspectos de las empresas, han llevado a que la seguridad deje de ser un problema de IT para convertirse en una preocupación a nivel de compañía.
Las amenazas y las regulaciones legales que apuntan a evitar fraudes y abusos, se suman para fomentar el negocio de las empresas que brindan servicios administrados de seguridad. Las imposiciones estatales de los países más civilizados y mejor controlados, si bien contrastan con la falta de regulación y control de los países menos adelantados, terminan creando un escenario igualmente atractivo tanto para quienes amenazan, como para quienes defienden la seguridad.
Una nueva generación de hackers especializados en los ataques “día cero” (donde se explota una vulnerabilidad que sólo ellos han descubierto), termina fomentando a una nueva ola de negocios. Hace un par de semanas, la firma McAfee tuvo que adquirir a Foundstone, una firma de diagnóstico y comprobación de seguridad que le permite entrar a este nuevo segmento. Los líderes del networking no se quedaron atrás y Cisco compró a Okena, mientras que Juniper Networks hizo lo propio con NetScreen.