El mundo Linux se esfuerza por alcanzar su consolidación

27 Nov 2005 en Software

Varios grupos se han unido con la meta común de que Linux deje de ser un mosaico de iniciativas fragmentadas y gane atractivo en ambientes empresariales.
En el pasado mes de octubre, Free Standards Group y Linux Standard Base (LSB) se unieron para formar Desktop Project. El objetivo era el de mejorar las operaciones con Linux dentro de los desktops.
Casi al mismo tiempo, Open Source Develpment Labs (OSDL), grupo global dedicado a impulsar el desarrollo de Linux, conformó Mobile Linux Intiative (MLI). MLI intenta acelerar la adopción de Linux en teléfonos inteligentes y computadoras handheld.
Liderados por PalmSource, los miembros de MLI están trabajando en la solución de los desafíos tecnológicos que presenta la adaptación de Linux a estos pequeños dispositivos, a la vez que promueven el desarrollo de aplicaciones para dichos aparatitos.
Como grupo de apoyo a MLI, PalSource y algunos de sus allegados lanzaron el foro Linux Phone Standards (Lips). Los miembros de Lips se han comprometido a escribir interfaces de programación de aplicaciones (APIs) y a crear nuevos servicios que divulguen el uso de Linux en dispositivos móviles como alternativa a los sistemas operativos de los líderes del mercado, Symbian y Microsoft.
Los miembros de estos grupos defienden la capacidad de customización de Linux frente a Microsoft y Symbian, pero reconocen el daño que la fragmentación ha causado a esta plataforma. Las compañías que desarrollan para Linux utilizan diferentes distribuciones y crean diferentes interfases gráficas y middleware, generando problemas de interoperabilidad.
Compañías como IBM, Novell, Red Hat y PalSource, están entre quienes asumen que el mercado quiere una alternativa. En realidad, a muchos les molesta depender tanto de Microsoft y su Windows, pero también saben que el mundo Linux encierra el riesgo de recibir demandas judiciales cuando se saca un producto al mercado. No faltan los reclamos por patentes presentadas años atrás, con dueños que quieren porcentajes de las utilidades.
Es por esto último que IBM, Novell y otros formaron Open Invention Network con el propósito de adquirir patentes y ofrecerlas sin cargo para impulsar a los sistemas operativos open source hacia la corriente central del mercado.