El mercado global del Software ERP con pocos jugadores grandes y posibles sorpresas

28 Nov 2006 en Software

El mercado mundial del software ERP está encabezado por dos gigantes. Uno de estos gigantes, SAP, es el doble de grande que el otro gigante: Oracle.
A diferencia de lo que ocurre en otros segmentos, la extrema polarización de este segmento se percibe teniendo en cuenta a unos pocos de los proveedores líderes. Durante el 2005, SAP logró ventas por valor de U$S 10.500 millones, Oracle de U$S 4.600 millones. Sus seguidores, si bien empresas importantes, tuvieron resultados más humildes: Infor U$S 1.600 millones; Sage Group U$S 1.400 millones; Microsoft U$S 855 millones; y Lawson U$S 747 millones.
Para el analista Paul Hamerman de Forrester Research, se trata de “un mercado donde los dos gigantes quieren superar al resto de la industria. Los grandes se vuelven más grandes.”
Estos dos líderes tienen diferentes estrategias de crecimiento. Mientras que Oracle apeló a las adquisiciones (PeopleSoft, J.D. Edwards, Siebel), SAP crece mediante estrategias de asociación y penetración al segmento medio del mercado.
“Creo que Oracle seguirá creciendo mediante la compra de otros proveedores con especialización en una industria determinada,” nos dice Hamerman y menciona a la reciente compra de SPL, proveedor de software para facturación en la industria de utilities. En cambio, Hamerman cree que la estrategia de SAP es más la de “desarrollar capacidades y no la de comprarlas.”
A pesar de esta extrema polarización, Hamerman cree que no hay que dejar de prestar atención a Microsoft. “Están invirtiendo fuerte en productos y desarrollo. Están innovando en cuanto a usabilidad, algo que puede ser muy convincente. La participación de mercado de Microsoft es de sólo un 4 o 5%, pero están creciendo rápido.”
Incluso para esos grandes proveedores, conseguir nuevos contratos en grandes empresas es cada vez más difícil. “El high-end del mercado está muy saturado. Los grandes proveedores se dirigen a las empresas de menor tamaño. Si bien hay más jugadores, en el segmento medio del mercado también hay más oportunidad,” concluye Hamerman.