El kernel Linux incorpora tecnología de Oracle para protección de integridad de datos

4 Dic 2008 en Software

La nueva infraestructura de integridad de datos “block I/O” cuyo código fue desarrollado por Oracle, ya forma parte del kernel Linux 2.6.27, cuyo debut se produjo hace dos meses. El beneficio principal es mejorar tremendamente la protección contra la corrupción de datos en la operación “salvar.”
Cuando una aplicación graba datos, se puede producir su inadvertida corrupción. Inadvertida porque la aplicación nos dice que todo se grabó bien, pero no es así. Eso nos explica Mónica Kumar, directora senior de Linux, virtualización y open source de Oracle, en otra nueva entrevista con Datamation.
“La corrupción inadvertida de datos ocurre con mayor frecuencia de lo que pensamos. Puede causar daños por elevadas sumas si se produce en entornos de misión crítica,” agrega Kumar.
Con esta mejora, Linux tiene algo que los demás sistemas operativos no tienen y eso puede beneficiar a los sistemas operativos open source en su competencia con los demás sistemas propietarios.
“Dado que Linux es el primer OS que implementa el estándar T10, está en una posición de liderazgo en este plano. No digo que otros sistemas operativos no le sigan, pero por ahora, Linux es el líder,” comenta Kumar.
La nueva infraestructura de integridad de datos block I/O es una implementación del estándar de industria T10 Protection Information Model, diseñado para la integridad de datos en todo su ciclo de vida en sistemas de almacenamientos empresariales. Su código agrega también lo que se denomina Data Integrity Extensions, una tecnología que fue desarrollada por el proveedor de storage Emulex. Esta tecnología permite que la información de integridad sea transmitida desde memoria.
Kumar nos explica que la característica de integridad de datos funciona como punto de control adicional a nivel del sistema operativo, verificando los datos que son grabados o leídos. El proceso reduce la posibilidad de corrupción de datos. “la validación de operaciones de I/O intercambia información de verificación durante la transmisión de datos. La clave está en la creación de metadatos de integridad, de modo que mientras los datos viajan por su recorrido, los metadatos de integridad son validados,” prosigue.
La tecnología ya funciona en el filesystem Ext3 basado en Linux, si bien el trabajo prosigue con el objeto de validar la tecnología de protección de la integridad de datos también en otros filesystems, como nos explica Kumar.
Oracle y Emulex, que colaboran desde hace dos años en este proyecto, propician la formación de un grupo de usuarios tempranos que implementen y prueben esta tecnología.
Al formar parte del kernel, la tecnología es accesible para todo usuario Linux que desee sus beneficios. Esos beneficios también alcanzan a otros distribuidores de Linux, como pueden ser Red Hat y Novell con SUSE. Y así es. Tanto Nick Carr, director de marketing de Red Hat, como Michael Applebaum de Novell, expresaron su apoyo y reconocieron que existe demanda de parte de los usuarios para esta mejora.
“Nuestros usuarios de bases de datos de alto volumen, como los warehouses de Teradata, se beneficiarán de la mejor integridad,” dijo Applebaum, quien también reconoció beneficios en áreas como el middleware y aplicaciones como las de SAP y Microsoft, socios estratégicos de Novell.
Al cerrar la entrevista, Kumar expresó su confianza en que los proveedores de storage pronto anuncien equipos especialmente optimizados para la nueva tecnología del kernel Linux.