El crecimiento de Wi-Fi se muestra explosivo

Este año se completarán ventas por 120 millones de chipsets Wi-Fi. Así lo señalan la firma In-Stat y Wi-Fi Alliance. In-Stat informó que la venta de estos chipsets ha crecido a un promedio de 64 anual durante los últimos cinco años y alcanzaría a los 200 millones de unidades en 2008.
“Wi-Fi avanza más allá de las aplicaciones características de las PCs y está en teléfonos móviles y aparatos electrónicos de consumidores,” señaló el director de Wi-Fi Alliance, Franz Hanslik. La industria de teléfonos celulares vende 800 millones de unidades, “así que aunque una parte tenga Wi-Fi, impacta,” agregó Hanslik.
Wi-Fi, ya es accesible en sitios públicos como cafés (en Argentina en Cofee Store, por ejemplo), aeropuertos o restaurantes y estará hasta en ciudades enteras como la de San Francisco, California.
Empresas como Google están pensando en ofrecer acceso Wi-Fi gratuito en grandes áreas, lo que ha puesto nerviosos a los proveedores de banda ancha por cable y otros medios, quienes insisten en que pueden ofrecer mejores niveles de servicio que Wi-Fi. Los analistas creen que habrá un mercado de servicios Wi-Fi pagos, por ejemplo para usuarios empresariales, vendedores y otros,  además de los accesos gratuitos.
Además del bajo costo de los chipsets, existen tarjetas Wi-Fi que cuestan algo más de diez dólares para notebooks que no las traían. Hoy, se estima que el 90% de las notebooks que se venden tiene acceso Wi-Fi.
Wi-Fi fue denominado por mucho tiempo con el homónimo del estándar, 802.11, pero Wi-Fi Alliance contrató a una firma especializada para que encontrara un nombre más amigable al consumidor. En el sitio Web de este grupo existe una lista de los dispositivos y productos certificados como compatibles con Wi-Fi.