El CEO y fundador de Dell deberá declarar en una causa por corrupción

20 May 2009 en Management

Un juez de la ciudad de Nueva Orleans, Luisiana, USA, ordenó la comparecencia de Michael Dell, CEO de la empresa que lleva su nombre. Deberá testificar acerca del papel que jugó su compañía en un oscuro contrato para la venta de cámaras de vigilancia de la seguridad anticrimen de esa ciudad. Así lo informó el diario Times-Picayune.
Aparentemente, Dell se ve involucrada por su participación en el proceso de intento de venta de dichas cámaras violando acuerdos interestatales. El juez amenazó a la empresa con ponerla bajo intervención de la corte cuando la gente de Dell mostró una actitud confusa y dilatoria al requerírsele que revelara documentación acerca de sus tratos con el gobierno de esa ciudad.
Uno de los socios de Dell en este negocio, NetMethods, está sometido a una investigación del FBI por haber entregado sobornos al Alcalde de esa ciudad, Ray Nagin, en forma de costosos viajes de placer. Nueva Orleans, cabe aclarar, es una ciudad en la que el pago de sobornos o prebendas tiene una larga tradición.
Las empresas que denunciaron la situación fueron Plaintiffs Southern Electronics y Active Solutions. Acusaron a Dell y a sus socios de prácticas desleales de negocios al tratar de excluirlos del engocio de las cámaras de seguridad, además de conspiración para el robo de su tecnología. Estas dos firmas habían provisto de cámaras a la ciudad hasta finales de 2006, momento en que Dell consiguió reemplazarlos vendiendo equipamiento a través de NetMethods y Veracent. Ambas firmas son propiedad de Mark St. Pierre, personaje con lobby en la ciudad y cercano amigo del ex CTO de Nueva Orleans, Greg Meffert.
Según un artículo publicado en el Times-Picayune, “este juicio ayuda a descubrir cientos de miles de dólares en sobornos que NetMethods pagó a Nagin y a su ex CTO Greg Meffert. Nagin y su familia hicieron viajes a Hawaii, Jamaica y Chicago a cargo de NetMethods. Meffert tenía acceso a una tarjeta corporativa de NetMethods mientras fue CTO de la ciudad y la utilizó para todo lo que va desde visitas a Strip Clubs, a cruceros y hasta amoblado. Luego, una vez que dejó su cargo en el gobierno de la ciudad, cobró más de U$S 600.000 en honorarios de la firma de St. Pierre.”
Para evitar la exposición de su cliente, los abogados de Michael Dell pidieron al juez le permitiera prestar declaración a través de una comunicación telefónica, pero el pedido fue denegado. Dell deberá aparecer en persona y someterse a una sesión de preguntas cuya duración prevista es de tres horas. Esto ocurrirá dentro de 60 días.