El CEO de Microsoft preanunció profundos cambios en la empresa

15 Jul 2014 en Management

Son muchos los rumores que corren respecto a la eventual reestructuración de Microsoft, la posibilidad de masivos despidos por la adquisición de Nokia y muchos otros. El pasado 10 de julio, Satya Nadella, CEO de Microsoft, se dirigió a todo el personal de su compañía e insinuó cuáles serán las raíces de los cambios sin dar detalles de los mismos. Habló de cambios en la modalidad de trabajo, en la forma de competir de la empresa y del camino estratégico a seguir. Esto ocurrió doce días antes de la fecha en que la compañía presentará su informe trimestral de ganancias correspondiente al fiscal 2014 y en su memo interno se refirió a los grandes desafíos que la compañía enfrenta, tanto en términos de productos, como de la modalidad de trabajo interna.

 

Y es que Microsoft prepara grandes cambios. De hecho, en el contenido del memo de Nadella aparece una fuerte presión para que los esfuerzos de la gente de Microsoft se orienten hacia la visión “Mobile-first, Cloud-first.” Las expectativas de la mesa directiva de Microsoft son también importantes respecto al desempeño de Nadella, que se hizo cargo de la conducción de Microsoft en febrero de este año, sucediendo a Steve Ballmer.

Desde el momento de su designación, Nadella ha trabajado para estimular el cambio cultural dentro de la empresa. Su principal argumento consiste en que los pasados éxitos, por más importantes que hayan sido, no garantizan la futura prosperidad de Microsoft. “El día en que me hice cargo del puesto dije que nuestra industria no respeta la tradición, sólo respeta la innovación,” dice en uno de los párrafos del mensaje. Su comunicado muestra que Microsoft necesita subirse a una estrategia de tecnología de computación que sea más audaz y ambiciosa.

En otro párrafo, Nadella agrega que “si queremos acelerar nuestra innovación, primero tenemos que redescubrir nuestro espíritu, nuestra médula única. Microsoft en su esencia es la compañía de productividad y plataformas para el mundo Mobile-first y Cloud-first. Vamos a reinventar la productividad para potenciar a cada persona y organización en el planeta y permitir que hagan más y consigan más.”

El líder de Microsoft ve para su empresa un papel dirigido tanto a la vida profesional, como a la personal. Se trata de un paradigma de un usuario dual y Nadella cree firmemente que su compañía tiene capacidades únicas para atenderlo. “Microsoft se esforzará en todos los rincones de la tierra para potenciar la capacidad de cada individuo como usuario dual, comenzando con los casi 3.000 millones de usuarios con dispositivos conectados a Internet. Y lo haremos con una mentalidad de plataforma.”

La gente de Microsoft espera concretar esa visión con una variedad de aplicaciones inteligentes y fáciles de usar, que se sumarán a otros ofrecimientos de software como Delve (antes proyecto Oslo), Power Q&A, Skype Translator y el asistente digital Cortana. “Las aplicaciones serán diseñadas para ese uso dual con la inteligencia para segregar los datos de la vida profesional de la vida personal y con respeto absoluto a las elecciones de privacidad de las personas,” agregó Nadella.

La computación cloud, encarnada por la masiva plataforma Azure de la compañía, también juega un papel importante en los planes de Microsoft. “Vamos a ha mejorar el retorno de la inversión en IT que realizan las compañías combinando sus centros de datos existentes con nuestra nube pública con el soporte de una infraestructura cohesiva. Haremos que nuestros clientes puedan usar nuestro sistema operativo Cloud para acelerar los procesos de sus negocios y atender a todas sus necesidades de datos y aplicaciones,” agregó Nadella.

El Hardware también está en los planes

Hardware es otra de las prioridades que Nadella destacó en su comunicado. Llamó a la “fabricación propia de hardware para estimular mayor demanda para todo el ecosistema Windows.” Esto incluye el desarrollo de nuevas categorías de productos como la “tablet de productividad” Surface Pro 3. En términos de smartphones, Nadella expresó que la compañía “construirá un mercado para Windows Phone en forma responsable, lo cual fue nuestra meta al adquirir los dispositivos y servicios de Nokia.” La compra de la división de teléfonos a Nokia se completó en abril de este año.

Respecto al hardware de entretenimiento y más específicamente a la división Xbox, Nadella se encargó de disipar los rumores que hablaban de su potencial cierre. Nadella se refirió a Xbox como a “una de las marcas más veneradas en el mercado de consumidores. Las innovaciones tecnológicas logradas por esta unidad de negocio sirvieron a la productividad de toda la compañía. La conclusión fundamental es que seguiremos innovando e incrementando nuestra base de seguidores de Xbox y también creando valor adicional al negocio de Microsoft.”

Desafíos para la gente de Microsoft

La gente de esta empresa debe prepararse para grandes cambios. “Me comprometo a lograr que Microsoft sea el mejor lugar para que hagan su mejor trabajo personas inteligentes, curiosas y ambiciosas. Los procesos de ingeniería serán renovados para que sean cliente-obsesivos, orientados a datos, orientados a la velocidad y con foco en la calidad. Los empleados de Microsoft verán a una menor cantidad de gente involucrada en decisiones y un mayor énfasis en la responsabilidad por lo que se hace,” dijo Nadella.

Según palabras del propio Nadella, Microsoft aumentará su inversión en capacitación y entrenamiento durante los próximos seis meses y también en otros programas creados para retener y atraer talentos. Por otra parte, los empleados encontrarían una menor cantidad de obstáculos cuando se trate de intercambiar funciones o roles dentro de la organización y para encontrar caminos que lleven al crecimiento personal. El ejecutivo espera que la compañía, con sus 39 años de vida, se convierta en una empresa más ágil incrementando “la fluidez de información e ideas mediante acciones que aplanen la organización y el desarrollo de procesos de negocio con menos cargas innecesarias (leaner).”