El 61% de los accionistas de PeopleSoft votó a favor de la venta a Oracle

21 Nov 2004 en Software

Con el refuerzo que significa el apoyo de casi un 61 por ciento de los accionistas de PeopleSoft, Oracle parece destinada a completar la adquisición de ésta a menos que el directorio de PeopleSoft, que se opone a la venta, demuestre que la empresa vale más que los 9.200 millones de dólares que Oracle arroja sobre la mesa.
Los dueños de casi un 61 por ciento de las acciones de PeopleSoft prácticamente apoyaron la oferta de Oracle en la votación que culminó el viernes por la noche.
A pesar de que el directorio de PeopleSoft recibió una bofetada por parte de los tenedores de acciones, no parece dispuesto a rendirse ante la oferta de Oracle debido a que el directorio cree que la empresa vale unos U$S 800 más de lo que ofrece Oracle.
El sábado de este fin de semana, el directorio de PeopleSoft concluyó en que la última oferta de Oracle seguí siendo inadecuada. En la declaración expresan que la mayoría de los tenedores de acciones de Oracle no cree que la oferta refleje el real valor de PeopleSoft. “Esa mayoría se compone de accionistas que no prestaron sus acciones a favor de Oracle y de algunos que sí lo hicieron pero nos dijeron que creen que PeopleSoft vale más que los U$S 24 por acción que se han ofrecido,” dijo George Battle, director del comité de transacción de PeopleSoft en una declaración que la compañía publicó en su sitio Web. Esta es la séptima vez que el directorio rechaza la oferta de Oracle.
PeopleSoft todavía se resiste debido al último recurso que representa su medida anti-toma-de-control conocida como “poison pill” (Pastilla de veneno), que frena el avance de Oracle. Si Oracle adquiere el 20 por ciento de PeopleSoft, la compañía puede activar esa pastilla de veneno e inundar al mercado con nuevas acciones para que la toma de control resulte prohibitivamente cara.
Oracle solicitará a la corte de Delaware que deje sin efecto a la pastilla venenosa en una audiencia el próximo miércoles, aunque tiene pocas posibilidades de conseguir una respuesta positiva a su requerimiento y eso llevaría a que continúe la indefinición hasta la próxima asamblea anual de accionistas en el segundo trimestre del 2005.
Oracle ya ha causado bastante daño a su competidor PeopleSoft y algunos analistas creen que eso debería ser suficiente para que retire su oferta, pero también creen que el ego de Larry Ellison, CEO de Oracle, no está dispuesto a dar marcha atrás. Todo indica que, meses antes o meses después, la adquisición se completará.