Edición Especial de Datamation: RAID, la tecnología que revolucionó el almacenamiento de datos, cumple 17 años de vida. Informe Auspiciado por Telextorage S.A.

24 Jun 2005 en Storage

Fue en Junio del año 1988 cuando David Patterson, Garth Gibson y Randy Katz publicaron su trabajo de investigación “A Case for Redundant Arrays of Intexpensive Disks (RAID).” Este trabajo fue el punto de partida de la actual industrialización de la tecnología RAID. La tecnología RAID utiliza dos o más drives en combinación para alcanzar tolerancia a fallas o mayor performance.
Los comienzos
Si bien hoy la tecnología RAID es utilizada por la mayoría de los proveedores de soluciones de almacenamiento de datos, su éxito no se produjo de un día al otro. Gibson comenzó a trabajar en su proyecto RAID en el año 1986, siendo un estudiante de grado en la Universidad de California en su sede de Berkeley. Fue coautor del mencionado trabajo de investigación durante 1987 y el mismo fue publicado en 1988. Entre los conceptos presentes estaban las definiciones formales de los niveles RAID de 1 a 5. Dos años después, en 1990, ni el mismo Gibson estaba convencido que el futuro de RAID pudiese ser brillante.
“No creía que RAID tuviese oportunidad, ya que le habíamos dedicado muchos papers y le habíamos dado visibilidad sin resultado. Entre 1993 y 1994 resultaba obvio que la industria tenía ese timing para internalizar la tecnología, desarrollar la investigación necesaria y encontrar un mercado adecuado para ella,” nos dice Gibson.
Si bien Gibson y los demás coautores definieron claramente los cinco niveles RAID, no patentaron su definición ni tampoco registraron a RAID como marca. En la visión de Gibson, esas decisiones fueron las que contribuyeron al crecimiento y penetración de la tecnología RAID.
“Si hubiésemos patentado el nombre y la taxonomía para, por ejemplo, RAID nivel 5, la mayoría de las compañías no lo habría utilizado,” nos dice Gibson. “Los beneficios que ha ofrecido como principio de organización, sencillamente no se habrían concretado nunca.”