Desarrollo de aplicaciones móviles y Web desde la nube con IBM BlueMix

18 Mar 2014 en Software

En su evento Pulse 2014, IBM presentó su nueva jugada en plataformas de desarrollo. Esta vez apunta al grueso del mercado de desarrolladores con el lanzamiento a etapa beta de su plataforma BlueMix. Se trata de un esquema PaaS (Platform as a Service) que se posa sobre las capacidades IaaS (Infrastructure as a Service) que IBM adquirió con la compra de SoftLayer, empresa dedicada a la creación de soluciones cloud públicas.

BlueMix cuenta con servicios pre construidos que permiten la rápida puesta en marcha de operaciones mobile y Web. Su estructura incluye a los criterios DevOps, con la capacidad de generar servicios cloud en ambos sentidos y la de llevar todos los cambios que sufren las aplicaciones a los ambientes de producción.

BlueMix puede operar con servidores como Liberty for Java (IBM WebSphere Application Server Developer Tools for Eclipse), a Node.JS y a Ruby on Rails. La plataforma tiene soporte para servicios móviles en dispositivos Android y iOS (Apple). De esta manera se abre una nueva perspectiva en el accionar de IBM, ya que comienza a dirigirse a una generación de emprendedores nacidos en la era Web y que serán quiénes se encargarán de desarrollar la próxima generación de aplicaciones de negocio. Todo, sin olvidar a su tradicional y enorme clientela empresarial. Según la consultora Ovum, IBM comienza a dar los pasos correctos en dirección al negocio de volumen a la vez que desafía a los proveedores de nubes públicas que hoy existen.

A partir de SoftLayer, con BlueMix IBM se coloca como proveedor de nubes públicas

Lance Crosby, uno de los fundadores de SoftLayer y su CEO al momento de la adquisición por parte de IBM, estuvo presente en el evento Pulse 2014 y destacó los principios de SoftLayer en cuanto a simplicidad de uso y API (Application programming interface) abierta. De esta manera, los entrepreneurs que quieren desarrollar un nuevo negocio tienen la flexibilidad que necesitan para realizarlos en el mundo Web. Tenemos ejemplos de empresas nacidas en la Web como DropBox, Tumblr y WhatSApp, recientemente adquirida por Facebook. Crosby también dio el ejemplo de una nueva línea aérea que ha crecido con toda su infraestructura de IT alojada en la nube de SoftLayer. Esa compañía puedo amoldar su volumen operativo según fuese necesario y así reducir el monto de capital utilizado.

En el mismo evento, IBM presentó su adquisición de Cloudant, una base de datos cloud con propiedades que la hacen ideal para el procesamiento de Big Data. Esta base de datos utiliza estándares abiertos y una API también abierta, convirtiéndose en el potencial cimiento de futuras construcciones de negocios Web y mobile. Esta jugada de IBM es realmente destacable y seguramente atraerá a desarrolladores que están usando JavaScript con Node.JS y Ruby on Rails. Lo mismo debería ocurrir con las empresas que ya han realizado grandes inversiones en Java.

IBM sigue enfatizando en el planeamiento estratégico al largo plazo

SoftLayer, creada a partir de la solución PaaS abierta Cloud Foundry, ya contaba con centros de datos que le daban una presencia global. La compañía tiene centros en los EE.UU (cinco regiones), Europa y Asia-Pacífico. Además, IBM ha comprometido un presupuesto de U$S 1.200 millones para crear 40 nuevos centros de datos globales. La función de BlueMix en todo esto es la de ofrecer PaaS sobre esa IaaS. Para ello, utiliza patrones de software que facilitan la reutilización de mejores prácticas para un desarrollo rápido. Esos patrones de software pueden ser expresados en la forma de modelos UML (Unified Modeling Language) capaces de ser leídos por máquinas, lo que facilita la automatización de esas mejores prácticas.

El modelo de negocio que presenta BlueMix es del tipo “freemium,” donde se ofrecen los servicios básicos en forma gratuita para luego cobrar por los que son más avanzados o especiales. Sin embargo, lo que IBM hará es crear “pools de cospeles” que se licenciarán de forma que los usuarios pueden consumir servicios de IBM mediante su uso. Esos cospeles retornan a su pool una vez que el servicio deje de ser utilizado. Además, existirá un medidor del tráfico cloud de modo que las compañías recién iniciadas tendrán menores costos de desarrollo y se les cobrará luego según el éxito de sus negocios basándose en el volumen de tráfico.

Con su capacidad de entregar aplicaciones y servicios, BlueMix podría resultar una opción atractiva para empresas que adopten el enfoque DevOps, donde se estrecha la comunicación y la colaboración entre desarrolladores y administradores de IT. JazzHub es la solución DevOps de IBM para la nube y también se aprovechan las capacidades de Urban Code para control de versiones, implantación y automatización del orquestado y la administración.

Las ventajas del desarrollo rápido

El soporte a Java mediante el servidor de aplicaciones Liberty es algo que encaja muy bien con BlueMix y representa un apoyo a la comunidad Java. La elección del runtime para JavaScript Node.js para el lado servidor es también adecuada, según el autor de este resumen, Michael Azoff, de la consultora inglesa Ovum. Node.js tiene un excelente rendimiento gracias a su arquitectura multi-hilado. Pero la complejidad de esa característica se enmascara para los desarrolladores ya que para ellos es vista como una arquitectura de un solo hilo. Node.js está experimentando un creciente grado de adopción entre las empresas de tecnología de alto perfil que están adoptando esta plataforma.

Por otra parte, el crecimiento que experimentan los estándares Web abiertos como HTML5 cuando se trata de aplicaciones Web y mobile, hacen que resulte esencial el soporte a JavaScript, por lo que adoptar Node.JS como runtime resulta acertado por sus capacidad y rendimiento. Esos atributos hacen que Node.JS esté ganando reconocimiento y sin duda seguirán creciendo a medida que aumente la demanda de los usuarios.

Con su BlueMix, IBM compite de cerca con Microsoft Azure y Amazon AWS. La novedad de IBM es positiva para los usuarios debido a que el modelo de Amazon, por ejemplo, se basa en ir bajando continuamente los costos a sus usuarios finales a medida que su cantidad crece y es un negocio basado en el volumen. El sumarse a esta competencia representa un cambio radical para IBM, que hasta hoy no había estado en el negocio del volumen. El proyecto de venta directa de IBM, Service Engage, ha sido diseñado para alimentar el modelo de volumen. Los desarrolladores encontrarán un gran atractivo en la facilidad de uso de BlueMix, su API abierta y en el soporte a los estándares abiertos.