Desarrollan clon open source de Silverlight, la herramienta RIA de Microsoft

28 Jun 2007 en Software

Silverlight es el producto de Microsoft para el desarrollo de aplicaciones Internet enriquecidas o RIA (Rich Internet Applications). Silverlight está basada en .NET y el proyecto Mono es, a su vez, la versión open source de .NET.
Teniendo en cuenta lo anterior, Miguel de Icaza, quien es VP de Novell y a su vez lidera el proyecto Mono, no encontró mayores dificultades para desarrollar una versión open source de Silverlight utilizando el entorno Mono. “El objetivo es que los usuarios Linux puedan acceder contenidos en Internet ya sean éstos Silverlight, Flash o JavaFX,” nos dice de Icaza. “Como Microsoft no ha manifestado planes para hacer que eso ocurra, es que hicimos las cosas nosotros mismos.”
Silverlight fue demostrado en mayo de este año por Microsoft. Su Dynamic Language Runtime (DLR) ofrece soporte para lenguajes dinámicos como Python, Ruby y JavaScript. Funciona sobre Common Language Runtime (CLR), el cual forma parte del proyecto Mono y es el punto de partida usado por Microsoft para la apertura de .NET.
DLR se entrega bajo el modelo de licenciamiento Permissive License de Microsoft, siendo lo más parecido que Microsoft tiene a la variante open source. Gracias al acuerdo entre Novell y Microsoft que tanto dio que hablar, el proyecto Mono está fuera del cañoneo legal del líder del software.
La primer versión de Microsoft Silverlight corre sobre plataformas Windows y Macintosh y su clon open source, bautizado como Moonlight, “tiene el 80% de las capacidades de Silverlight, que todavía está incompleto,” comenta de Icaza. Silverlight release 1.0 está en su versión beta y Silverlight release 1.1 está en versión Alpha. Moonlight está, podría decirse, todavía en pañales.
El team de desarrollo de Mono trabaja a toda máquina sobre el código que fue desarrollado en sólo tres semanas. En especial, se trata de solucionar problemas con las presentaciones de gráficos 3D, donde aún existen dificultades.
“Una cosa es tener un programa y otra tener un producto,” nos dice de Icaza. “Tener un producto final típicamente requiere nueve veces el esfuerzo de lograr una primer versión que funciona. Todavía hay mucho trabajo por hacer,” concluye de Icaza.