Desafíos que enfrenta RAID hacia el futuro

24 Jun 2005 en Storage

En la continua evolución de RAID se presentan varios pasos a dar en el futuro. La protección de datos vía RAID debe seguir siendo mejorada. En una típica implementación RAID 5, por ejemplo, un drive puede caerse y los otros se hacen cargo. Si embargo, y tal como lo observa Taneja, en una era donde se utilizan crecientes cantidades de drives SATA (Serial ATA o Advanced Technology Attachement, implementación que integra al controlador dentro del mismo disco), la posibilidad de que fallen dos discos es mayor que en contextos de Fibre Channel o SCSI.
Algunos proveedores identificaron potenciales soluciones, tal como RAID DP (Double Parity). DP agrega un disco de paridad adicional a cada grupo RAID en un volumen, lo cual ofrece protección contra la posibilidad de falla simultánea de dos drives.
Según Taneja, otro factor a mejorar es el del tiempo de reconstrucción, al que encuentra hoy muy alto. “Esto es muy importante porque los drives SATA tienen más capacidad y el tiempo de reconstrucción es directamente proporcional a la capacidad del drive.”  Mientras se reconstruye, un grupo RAID degrada la performance, algo que puede ser problemático en algunos entornos. Si llega a fallar otro disco durante la reconstrucción, el problema se torna crítico.
“Con SATA, la posibilidad de una segunda falla es mucho más alta. Los usuarios están entonces muy expuestos durante la reconstrucción,” agrega Taneja. “Todos los proveedores trabajan en el problema usando toda clase de técnicas, pero hasta donde tengo conocimiento, ninguno de ellos ha logrado algo adecuado para los riesgos que SATA trae al escenario,” prosigue diciendo Taneja.
RAID 6 y RAID DP ofrecen alguna esperanza para los usuarios de drives SATA gracias a su capacidad de soportar una segunda falla de drive. Gibson espera que el concepto RAID siga evolucionando y equilibrando temas de performance y confiabilidad.