Dell incorpora a sus servidores la tecnología de enfriamiento Fresh Aire

Buenos Aires, ARGENTINA, 05 de junio de 2014.- La gestión eficiente del centro de datos puede ser un tema complicado y de alto costo para las empresas. El primer paso es la inversión que se realiza para adquirir los equipos, después se requiere un monto extra para los sistemas de refrigeración que mantengan los servidores a una temperatura estable. El aumento de los costos en energía y las reglamentaciones ambientales incrementan los costos y la complejidad de la tecnología.

Atacando estos desafíos en los centros de datos, Dell desarrolla e integra a sus servidores la tecnología Fresh Air. Con Fresh Air, Dell ofrece a sus clientes una oportunidad de reducción de costos en refrigeración de centros de datos. Utilizando el aire exterior o minimizando el uso sistemas de refrigeración, se reducen drásticamente los costos de operación, así como el impacto en el medio ambiente.

El diseño avanzado en los equipos Dell con certificación Fresh Air permite que operen eficientemente a temperaturas de hasta 45C y 90% de humedad, mientras, la mayoría del hardware disponible en el mercado se espera que trabaje a una temperatura máxima de sólo 35C y 80% de humedad.

“El resultado neto hacia las empresas es la implementación de tecnología que cumpla con sus necesidades pero a la vez ayude a reducir los costos operativos con un foco en el uso eficiente de la energía, no solo la necesaria para que los equipos funcionen óptimamente, si no la requerida para refrigerar y evitar el sobrecalentamiento de los mismos” comenta Javier Pezúa Brand Manager de las Soluciones de Servidor de Dell para América Latina.

El valor agregado que la tecnología Dell Fresh Air brinda a las empresas engloba:

  • Reducción en la inversión, y costos operativos de sistemas de refrigeración y ventilación para el centro de datos. Para una PYME, por ejemplo, esto significa ahorros significativos en implementar un ambiente aislado y refrigerado para unos cuantos equipos de servidores, almacenamiento y networking.
  • Seguridad a mayor temperatura: La tecnología Dell Fresh Air brinda mayor protección a  la información, si el sistema de refrigeración llega a fallar.
  • Reducir el impacto medioambiental, al disminuir el uso de energía en el entorno del centro de datos
  • Flexibilidad al operar en diferentes condiciones climáticas: La tecnología Dell Fresh Air permite operar servidores o un centro de datos casi en cualquier parte del mundo trabajando eventualmente con las “ventanas abiertas”.

Para demostrar la alta tolerancia a temperaturas extremas de la capacidad Fresh Air de los servidores Dell, creamos la Dell Fresh Air Hot House: un edificio de 2.5 x 3 metros sin aire acondicionado que incluye un rack en donde operan los servidores. Ubicada en la sede de Dell en Round Rock, Texas, donde las temperaturas de verano pueden superar los 40°C (104 °F), Dell Fresh Air Hot House utiliza 100% aire exterior, extrayéndolo desde fuera de la casa y sacando el aire caliente con ventiladores simples.

“La tecnología Dell Fresh Air dentro de nuestros servidores, permite mejoras y ahorros en el rendimiento, consumo de energía y costos operativos. Las soluciones Dell Fresh Air cuentan con diseños e ingeniería en sistemas completamente avanzados” Forrest Norrod, Vicepresidente y Gerente General de las Soluciones de Servidor de Dell.