Dell espera que Vista le ayude a salir de su actual crisis

2 Feb 2007 en Management

Algunos analistas del mercado esperan que el lanzamiento de Vista reavive las ventas en el mercado de PCs que Dell lideraba hasta que HP le robó el primer puesto.
Kevin Rollins, CEO de Dell, acaba de renunciar a su cargo luego de haber conducido algunas estrategias algo locas como la de querer competir contra HP en el segmento de las impresoras. Al mismo tiempo que se conoció la renuncia de Rollins, trascendieron versiones de que los resultados de Dell serán inferiores a lo esperado.
La conducción de la empresa quedaría nuevamente en manos de Michael Dell, quien siempre se mostró proclive a las adquisiciones, fusiones y asociaciones. Todos los observadores prevén fuertes cambios en la estrategia y modelo de negocio de esta empresa.
Un informe de la firma Merrill Lynch critica la ausencia de Dell en los punto de venta retail, un segmento que ha mostrado el mayor crecimiento desde 2005. Según el informe, en Dell nunca comprendieron que la gente quiera tocar y probar una computadora. El reciente acuerdo con la cadena de supermercados Cotsco en los EE.UU. podría marcar un comienzo, pero Dell deberá trabajar con muchos otros retailers de todo el mundo para competir con HP.
Merrill Lynch también destaca que Dell se apoyó demasiado en el mercado de Estados Unidos, mientras que los mercados con mayor crecimiento fueron Europa, el Este Medio y Africa, regiones donde se prefiere la experiencia retail para la compra de una primer computadora.
HP se adelantó a Dell adoptando procesadores AMD que le permitieron bajar sus precios, que ya estaban ligeramente subsidiados por la unidad de impresoras. Para HP, las PCs representan un 29% de sus ingresos, mientras que para Dell son un 60 %.
Merrill Lynch estima que la adopción de Vista en los segmentos PyME y empresariales, podría favorecer a Dell. Según esta firma investigadora, la cantidad de grandes empresas adoptando Vista crecería de un 1% que ocurrirá este año, a un 16% el año próximo.
En todo esto, lo positivo es que los analistas no creen que la situación de Dell pueda empeorar y es por eso que sus acciones subieron un 1.6% tras conocerse las novedades.