Decae la utilización de Microsoft Internet Explorer

17 Oct 2004 en Software

Según los últimos reportes de la firma WebSideStory, la utilización de IE ha caído alrededor de un 2 por ciento en el transcurso del último trimestre. Los navegantes de la red migran hacia Mozilla Firefox y Opera, principalmente.
A pesar de esta tendencia, en muchos sitios Web se siguen creando aplicaciones exclusivamente para IE. El grupo formado por quienes están dispuestos a la adopción de un nuevo browser también sabe que no puede desprenderse por completo de IE debido a su amplia divulgación.
Si la tendencia se sostiene y los browsers alternativos siguen ganando participación en el mercado ¿Por qué no vemos a una mayor cantidad de compañías soportando a estos últimos? Posiblemente la respuesta esté en que la inversión necesaria en desarrollar para varios browsers es significativa, especialmente cuando hay que portar las aplicaciones existentes a un nuevo browser. Algunos especialistas esperan la aparición de herramientas “multi-browser” como las de LinkedIn, que hoy tiene un alcance parcial. El costo se hace particularmente alto cuando deben soportarse clientes de e-mail no convencionales. Soportar clientes como Eudora o Thunderbird, además del omnipresente outlook, puede ser un problema económico serio debido a la cantidad de APIs (Application Programming Interfases) que deben integrarse y que suelen no estar lo suficientemente limpias y documentadas.
Dentro de la comunidad desarrolladora, una gran parte utiliza herramientas que sólo sirven para desarrollar para IE. Los tecnólogos tienen una gran influencia respecto a cómo y con qué se desarrolla y si creen que es suficiente con IE, será difícil que abracen a Firefox u Opera.
La conducción de las organizaciones tiene que prestar atención a lo que hacen los tecnólogos porque es posible que hagan falta cambios en la forma de trabajo de los desarrolladores y en los procesos de testeo. Resulta más fácil desarrollar algo que corra con todo, que codificar sólo para IE. Algunas cosas tienen que ser específicas de un browser, pero no debe omitirse a una audiencia que gradualmente se mueve hacia nuevos browsers. Se puede desarrollar en base a estándares o únicamente para IE y a la gente de tecnología suele no importarle. Por eso es que el management debe encargarse de trazar la línea a seguir y no ignorar la posibilidad de que la tendencia se acentúe.