Continúa la experimentación en la escalabilidad de Linux

4 Nov 2003 en Software

El fabricante de servidores y clusters de supercomputación SGI y de SuSE, la empresa distribuidora de Linux cuya versión ha logrado importantes avances en los ambientes corporativos, especialmente de la mano de IBM (cómo termina la frase???, qué hicieron CGI y SuSE?). El pasado lunes, SGI presentó su servidor con 2 procesadores Itanium de 64 bits que correrá con tecnología Linux de SuSE.
Pero esto es sólo el principio, ya que SGI ofrecerá Linux Enterprise Server 8 de SuSe en sus servidores high-end Altix 3000 y en sus superclusters.
SuSE, empresa con sede en Oakland, California, anunció que contribuirá con tecnología y recursos en un programa de SGI cuya meta es la de escalar hasta 128 procesadores. Estas dos compañías esperan que la versión Linux de SuSE sea capaz de escalar hasta esos 128 procesadores durante el año próximo.
La mayoría de los proveedores de hardware y Linux se limitan a instalar Linux en equipos entry level, pero SGI y SuSE se han propuesto develar la incógnita respecto a la capacidad de Linux para soportar sistemas de gran porte que van de los 4 a 64 nodos y hasta los 128. Estos sistemas son generalmente utilizados en computación de alta performance y bases de datos de sofisticados requerimientos técnicos.
Por supuesto que esto no es un ensayo académico y las dos empresas apuntan a mercados como el de la investigación biológica, el diseño de automotores y otros segmentos científicos en los que las aplicaciones técnicas o científicas interactúan con grandes bases de datos y con el software de la infraestructura de la empresa. Estos son segmentos de mercado de alto potencial económico. Compañías como Oracle, apoyan esta escalabilidad, ya que el segmento complejo de las bases de datos le resulta muy atractivo para hacer negocios.
SGI compite así con empresas como IBM y Fujitsu que ya han anunciado sus supercomputadoras basadas en Linux. Por su parte, Dell Computers comunicó que National Center for Supercomputing Applications de los EE.UU. planea utilizar más de 1.450 servidores Dell configurando una supercomputadora Linux.