Con sus competidores en LinuxWorld, Microsoft hace lo suyo

22 Ene 2004 en Software

Aunque no es un tema del que la prensa suela ocuparse, Microsoft tiene algunas piezas de tecnología como Services For Unix (SFU), que van más allá de los productos “de todos los días.” SFU es un conjunto de herramientas para que los sistemas Windows puedan funcionar en instalaciones Unix y Linux.
Microsoft acaba de anunciar la versión 3.5 de SFU, la cual, a diferencia de las anteriores, puede ser descargada sin costo por los usuarios de sistemas operativos Windows. Esto ocurre al mismo tiempo que Sun lanza su Java para Linux y en momentos en que HP, IBM, SAP y otros grandes proveedores, apuestan a este sistema operativo enemigo de Microsoft.
Según Dennis Oldroyd, director de marketing de Windows Server Group en Microsoft, son contadas las empresas con entornos puros de Unix o puros de Windows y es por eso que su empresa persigue la interoperabilidad. Luego, se encargó de recordar que Microsoft ofrece herramientas para migrar Unix a Windows.
Sin duda Microsoft quiere aprovechar un fenómeno bastante frecuente: el de las empresas que migran aplicaciones Unix a plataformas Intel de menor costo. El desafío es ser más atractivo que las ofertas de Linux con sus raíces Unix y, de paso, aprovechar la zozobra creada por la demanda de SCO contra los proveedores de Linux y la amenaza de extender la acción legal a sus usuarios.
Microsoft ha decidido ir frontalmente contra Linux y sus herramientas SFU gratuitas pueden abrir el apetito por la experimentación para muchos usuarios a los que Unix les resulta una pesada carga presupuestaria.