Colaboración, el rol de la audioconferencia sigue vigente

El trabajo en equipo es cada vez más importante. Y el trabajo en equipo exige comunicación a todo nivel y alcance, ya sea gerencial u operativo; nacional, regional o global. La audioconferencia o conferencia telefónica fue el primer servicio donde la gente puede mantener reuniones, intercambiar ideas y tomar decisiones, estando en puntos geográficos distantes entre sí. Los servicios de audioconferencia fueron por mucho tiempo prestados por compañías telefónicas. Ya en la era IP, ingresaron al sector otros operadores relacionados con el transporte de datos y las empresas usuarias, por su parte, comenzaron a usar sus propios equipamientos para manejar voz en sus propias redes IP.
Actualmente, han surgido diferentes formas de comunicación que reemplazan a la variante telefónica, pero la audioconferencia sigue vigente. Para tener un panorama más claro de su evolución, hablamos directamente con protagonistas del segmento en cuestión.
En primer lugar, accedió a conversar con Datamation el Sr. Oscar Larroy, gerente de servicios de voz de Telefónica Argentina
. “La demanda de Audioconferencia tiene un moderado pero sostenido crecimiento en Argentina,” dijo en entrevistado, quien luego nos explicó los servicios que ofrece su compañía: Telefónica ofrece dos niveles de autogestión Web, un acceso 0800 exclusivo para audioconfernecias del cliente, capacidad para hasta 30 participantes simultáneos y herramientas de gestión y control de multiconferencias, grabación, documentos compartidos, televotaciones, escritorios compartidos, chat, consulta a participantes y mails recordatorios de la conferencia.
El servicio de Telefónica apunta a grandes organizaciones. Tiene un costo fijo mensual y uno variable según el uso. “Es la opción más conveniente para empresas con uso medio de audioconferencias. Las que hacen un uso intensivo, suelen adquirir infraestructura propia,” nos dice Larroy, quién agrega que las aplicaciones más frecuentes son conferencias internas como presentaciones, informes y capacitaciones. Además, se sigue usando este servicio en conferencias públicas, lanzamientos y campañas de marketing. La comunicación entre empresas, es otra de las variantes.
Tomás Grassi, Product Manager regional de productos de colaboración de Global Crossing. Su organización parece haber resuelto un problema o costado flojo de la audioconferncia. “Hace varios años que este tipo de servicio ofrece la posibilidad de realizar reuniones de trabajo no presenciales y compartir ideas. Pero existía un problema puntual: la accesibilidad al servicio, asociada a llamadas internacionales para ingresar al bridge de conferencias. Nos hemos enfocado en resolver esta barrera de entrada, aggiornando nuestro servicio a las necesidades de nuestros clientes. hemos desarrollado el acceso a través de números telefónicos locales desde más de 100 países, aprovechando la gran infraestructura de red con la que contamos y, para nuestros clientes que creían que aún el mundo era demasiado grande, les aportamos la posibilidad de viajar manteniendo su número telefónico y su acceso rápido a nuestras conferencias sin costos de roaming asociados. Pero los avances en las audioconferencias no están marcados sólo por accesos desde más países sino también por disponibilidad, capacidad y seguridad; teniendo un servicio realmente on-demand donde sólo se requiere un número de acceso y un código para realizar una conferencia de hasta 150 participantes, sin reserva previa alguna, con amplias funciones de control de asistencia.Como mencioné antes, las audioconferencias son el primer paso para la colaboración en línea, es por esa razón que forma parte fundamental en el portfolio de Global Crossing Collaboration Solutions, con nuestro producto Ready-Access® Audio,” nos dijo Grassi.
Escuchando a los especialistas de Telefónica y Global Crossing, vemos que la audio conferencia todavía está viva, aunque convive con sus potenciales reemplazantes.