Cloud impulsa el crecimiento de Big Data

Big Data hasta ahora aparece como “una cosa grande,” para empresas y organizaciones grandes, proyectos grandes, masas de clientes grandes, todo grande. A su vez, la inversión que se necesita para implementar un esquema o entorno propio para Big Data no es poca cosa, lo cual, como ocurre con toda inversión, acarrea consigo un determinado grado de riesgo.

 

Desde el 2012 se viene hablando del crecimiento de Big Data. Firmas de investigación y observación del mercado han realizado estudios y proyecciones. Una de ellas es Reuters, que predice un despegue importante de Big Data para el 2015 y un afianzamiento sólido para el 2020. La medición de Reuters está realizada en Zetabytes (cada Zetabyte es un millón de Petabytes), y para el 2020 estaríamos masajeando Big Data a razón de 30 millones de petabytes. Según el mismo estudio, en 2010 estábamos en los 3000 petabytes.

Pero el avance no es parejo. Los EE.UU, Europa, Japón, China y Oriente Medio serían, en orden de magnitud, los impulsores de la tendencia. América Latina aparece muy abajo en estas proyecciones. Pero no olvidemos que un crecimiento pequeño en volumen, comparado con los EE.UU, puede ser un crecimiento proporcionalmente alto para nuestros mercados.

La visión de IDC

Pero la investigación de IDC, mucho más reciente ya que es de este año, predice en términos de dólares invertidos en Big Data. Para esta firma de investigación, a finales de este 2014 se habrán gastado 16.100 millones de dólares, lo que representa un crecimiento seis veces mayor al del promedio del mercado de IT. En esta inversión en infraestructura de Big Data, un 45% dedicado a servidores, storage y otro hardware; un 29% a servicios y un 24% en software.

Entre las predicciones de IDC se destaca que la adopción de AaaS (Analytics as a Service) se acelerará y que lo que podríamos llamar “analíticos en la nube listos para usar,” hará que el uso de Big Data se torne más atractivo y convincente. Según el especialista David Linthicum, columnista de Datamation, esto podría incluir la capacidad de definir algunos analíticos comunes para segmentos verticales, los que podrían ser vendidos como parte de la tecnología Big Data. Y las plataformas basadas en cloud serían la mejor forma de distribuir esos analíticos hacia las organizaciones que actuarían como usuarias finales.

En otro plano, IDC predice que la infraestructura cloud será la de más rápido crecimiento como sub-segmento del mercado de Big Data, con una tasa compuesta de crecimiento anual que, entre 2013 a 2017, se acercaría al 50%. Esto equivale a decir que cloud impulsa a Big Data y viceversa. De hecho, esto es lo que ha ocurrido en los dos últimos años.

Volviendo a lo que pueda interesar al lector, Linthicum trata de individualizar los factores que impulsarán el crecimiento de Big Data. Y estos son los siguientes:

El uso de plataformas públicas basadas en cloud. Esto alejará gran parte del riesgo de adopción de sistemas que implica Big Data, incluso entre las empresas más cuidadosas del presupuesto.

Características enfocadas en mercados verticales incluidas dentro de los sistemas Big Data. Esto hará que el uso de Big Data sea mucho más valioso en mercados verticales específicos. Si bien un informe de Gartner mostró en 2012 que los bancos y compañías de seguros eran rezagados en el uso de Big Data, la mayoría de las organizaciones que hoy lo adoptan son bancos y otras compañías de servicios financieros, mientras que el sector salud parece ser el que presenta mayor porcentaje de crecimiento relativo.

La capacidad de aprovechar a las plataformas cloud como punto único de distribución de capacidades y dispositivos con orientación vertical. Esto incluye esquemas capaces de soportar industrias verticales específicas, a la vez que servicios analíticos pre configurados y enfocados en procesos y requerimientos analíticos específicos.

Si bien en la mayoría de los departamentos de IT todavía no se está contemplando Big Data en los términos antes descriptos, los usuarios finales sí están comenzando a descubrir servicios analíticos ya preparados y bien definidos que existen en la nube. Esos servicios son los que finalmente les permitirán tener la información que realmente necesitan en muchos casos. La presión de los usuarios por contar con analíticos Big Data verticales y pre configurados, hará que IT responda brindándoles acceso a esos servicios. Como resultado de todo esto, la mayor reinversión irá hacia el desarrollo de esos servicios ofrecidos por los proveedores de tecnologías cloud y Big Data. El valor y la utilidad de esas herramientas, entregables en esa modalidad, sin duda crecerá.

Estos fenómenos ya están ocurriendo, no son predicciones. Big Data es cada vez más grande y cloud computing impulsa su uso. El crecimiento en el empleo de características especializadas para mercados verticales que ofrecen los sistemas Big Data, generalmente entregados y posibilitados por la nube pública, será el motor que lo impulse. El caso de negocio es muy claro y la tecnología muy fácil de aprovechar y desplegar. No hace falta hacer ninguna predicción más.

Artículo basado en una columna de Datamation por David Lithicum.