Cloud Computing: Proyectos, planes y también dudas

31 Oct 2011 en Management

 

Según un trabajo realizado por el veterano columnista de Datamation Larry Marion, las encuestas realizadas a los gerentes de IT muestran que cloud computing despierta más confusión y ambivalencia de lo que el reinante optimismo y ruido indican.
Cloud computing se subió a una avalancha de comunicación. Si nos guiamos por ella, es cuestión de días antes de que millares de centros de datos corporativos pasen a ser salas para jugar al ping pong.
Pero los discursos exageran, especialmente en lo que hace a nubes públicas, respecto al corto y mediano plazo. Y nadie habla de algunos obstáculos clave.
Larry Marion pasó meses revisando datos de encuestas globales realizadas a ejecutivos de alto y medio rango. Una de las encuestas la realizó Harvard Business Review Analytic Services a encargo de Microsoft y la otra Bloomberg Businessweek Research Services (BBWS) para Pricewaterhouse Coopers. Ambas muestran claramente que las compañías están adoptando el paradigma de cloud computing, en alguna medida.
Marion entiende que las proclamas comerciales encierran tres principales mitos. El primero es que las compañías están abandonando sus infraestructuras para adoptar cloud computing. La realidad es que la mayoría de sus recursos de infraestructura de IT están en centros de datos tradicionales hoy y lo estarán dentro de tres años. En promedio, una tercera parte de los recursos de IT de las corporaciones tendrán algún asentamiento en la nube para 2014.
El segundo mito es el del auge de la nube pública. Si bien es verdad que muchas personas y compañías usan esas nubes para e-mail, documentos compartidos u otras tareas no estratégicas, los recursos de IT que se obtendrán en 2014 de la nube pública, serían de un 7% de la infraestructura en general.
Las infraestructuras de nubes privadas serán más populares. Más de una cuarta parte de los recursos de las organizaciones investigadas se basarán en alguna clase de implementación de clouds privadas.
El tercer mito de cloud computing es muy interesante: las principales preocupaciones. Sabemos que la seguridad es un elemento incierto y que también existen problemas de integración, gobernabilidad y compliance en la adopción de esta arquitectura. Lo que la mayoría de la gente que está fuera del centro de datos no tiene en cuenta, es el desafío que encierra la transformación que las aplicaciones existentes necesitan para correr en un entorno cloud. La encuesta de BBRS se concentró en este aspecto. La carga con mayor probabilidad de migrar desde el centro de datos a entornos cloud es la del storage, en especial el back-up y la recuperación ante desastres (DR). De hecho, DR ha sido una especie de aplicación cloud por años y por eso es fácil pasar esa carga a una infraestructura cloud si ésta ya es interna.
La encuesta muestra que un 54% de las corporaciones ya tienen sus cargas DR en alguna clase de cloud. Con las cargas OLTP (Online Transaction Processing), hoy tenemos a un 40% corriéndolas en clouds (especialmente privadas) y para 2014 sería un 55%.
Las principales tendencias en futura adopción de cloud aparecen en áreas donde el departamento de IT tiene poca base instalada o influencia.
Una de las áreas más propensas para cloud computing es la del provisioning para proyectos de analíticos con ?big data.? Muchos CIOs no tienen intención de comprar un equipo dedicado para resolver un desafío computacional ocasional. Tampoco quieren gastar una fortuna impulsando una proyecto específico para big data si en la empresa nadie puede articular su ROI (Retorno en la inversión) antes de emprederlo.