Cloud Computing 2.0: el momento de un cambio de actitud gerencial

10 Jun 2010 en Software

Todos hablamos de cloud computing. Gartner la considera una tecnología estratégica de primer orden en 2010. Sin embargo, según el columnista de Datamation Jeffrey Kaplan, “Muchos todavía no ven qué significa cloud computing para sus organizaciones y hasta para su propia función. Irónicamente, vemos que dentro de esas organizaciones hay mucha gente usando servicios cloud computing para sus tareas del día-a-día.”
Kaplan cree que llegó la hora de que CIOs y gerentes de IT tomen en serio el tema e identifiquen las formas de respuesta convenientes para sus empresas ante la evolución de cloud computing.
En su encarnación original, cloud computing tenía que ver con el rápido aprovisionamiento de potencia de computación y funcionalidad de software a través de Internet. El concepto ganó más atractivo a partir del éxito de las soluciones SaaS (Software as a Service), las cuales mostraron el valor de las aplicaciones de negocio “pague lo que usa” entregadas como servicios a través de la Web.
Experiencias como las de Amazon, que iniciaron el nuevo ambiente de IaaS (Infrastructure as a Service) con sus elásticos servicios de storage, atrajeron aún más atención. Luego, PaaS (Platform as a Service) trajo nuevas herramientas on-demand para el desarrollo de aplicaciones online.
Es en estas tres áreas que los ambientes de tecnología y software resultan más impactados. Proveedores como Salesforce.com y otros, desafían el dominio del software los tradicionales proveedores como Oracle o SAP. Líderes en IaaS como Amazon y Rackspace, minan la supremacía de los principales proveedores de hardware y servicios como IBM o HP. En el terreno de PaaS, empresas como Google o la misma Salesforce.com, ponen nerviosa a Microsoft.
El advenimiento de estos proveedores “rebeldes” ha cambiado el escenario competitivo y alterado el tradicional camino de la venta de software y hardware directamente al cliente. Han tenido éxito diseñando sus servicios con el usuario final en mente y ofreciendo prueba gratuita o precios muy bajos, lo cual simplificó la toma de decisiones unilaterales, tanto a nivel individual, como departamental.
Esta democratización del IT fue vista por muchos CIOs como una anarquía peligrosa. Sin embargo, una creciente cantidad de CIOs ahora descubre que las alternativas de cloud computing no sólo funcionan, sino que alivian algunas de las presiones que sufrían tratando de satisfacer la creciente demanda de los ejecutivos de la corporación, de sus unidades estratégicas y de los usuarios finales.
Hoy los CIOs ven que se pueden aprovechar las ventajas de servicios cloud con propósitos específicos, tales como picos estacionales en desarrollo y test, por ejemplo.
Los servicios cloud han probado su valor en esos escenarios definidos como Cloud Computing 1.0 y se preparan para el próximo estadio de su evolución. Los CIOs deberían, según Kaplan, asumir una actitud más proactiva y potenciar a cloud computing como fuente de ventaja estratégica para sus empresas.