Chip Niagara de Sun, eight-core, pero con diferente perspectiva

26 Dic 2006 en Servidores

En cantidad de cores o núcleos de procesador en un mismo chip, sin duda el líder es Sun Microsystems, que ha desarrollado su T1000 o “Niagara” con nada menos que ocho de ellos. Pero esta tecnología de Sun Microsystems, sin embargo, no es para competir frontalmente con AMD o Intel: es para segmentos específicos del mercado. Dicho en otros términos, son procesadores buenos para algunas cosas y no tan buenos para otras. Todo depende del software que se utilice.
Cuando se trate de software como el propio sistema operativo Solaris de Sun o, por ejemplo de algunas aplicaciones Web, se aprovechará ampliamente la capacidad de procesamiento que ofrecen estos cores extra. “Se logra un máximo throughput (caudal) sobre un mismo chip,” nos dice Fadi Azhari, uno de los directores de Sun. “Es como tener varias filas y registradoras en un supermercado, en lugar de que todos tengan que esperar en una con una sola registradora.”
Los cores de Niagara no son tan potentes como los de Intel o AMD. Sun trabaja en Niagara 2, que aparecería en 2007 y será capaz de atender a 64 threads o secuencias de instrucciones simultáneas. Los actuales Niagara hacen lo propio con 32. En 2008, Sun lanzaría su procesador high-end “Rock” con 16 cores.
Pero como hemos planteado en otras oportunidades, la capacidad de multi-threading apenas es aprovechada con la actual programación. Intel realizó un estudio en el que descubrió que casi un 80% de los desarrolladores trabajan al menos con una aplicación multi-threading, pero no tienen las herramientas o la experiencia necesarias y eso dificulta el trabajo.
Y es que las herramientas de desarrollo de software todavía no han dado el salto a la capacidad multithreading, lo cual ha motivado iniciativas como la de la propia Intel que ha creado sus propias herramientas para desarrolladores que trabajan en aplicaciones multi-threading.
En cuanto a Sun Microsystems, se trata de una compañía que, a diferencia de Intel, tiene su propio sistema operativo, su propia tecnología de desarrollo (Java) y su propio hardware servidor. Todas estas son piezas que se utilizan con un mismo fin: el de tener aplicaciones y procesarlas del modo más eficiente y económico. Esto lleva a que Sun tenga que realizar un manejo muy delicado de su portfolio, sin chocar con las estrategias de quienes, como Intel o AMD, que por el momento están enfocados únicamente en lo relativo a procesadores.