¿Cambia la estrategia de HP respecto a procesadores?

26 Feb 2004 en Servidores

Hace apenas una semana HP declamaba su apoyo a las extensiones de 64 bits que Intel planea para su familia de procesadores x86. Nadie se extrañó por las declaraciones ya que HP e Intel son los mismos que protagonizaron una inversión conjunta en la arquitectura EPIC de la familia de procesadores Itanium.
Hoy llegó la sorpresa: HP anuncia que utilizará chips Optetron en algunos de sus servidores cuando este resulte el procesador más apto para la tarea que debe realizar el cliente. Así, HP se suma a IBM y Sun como potencial integrador del chip de 64 bits de AMD. Algunos analistas no se sorprendieron tanto debido a que HP ya utilizó chips de AMD en el pasado, especialmente en sus productos para consumidores, notebooks y otros equipos desktop.
Para refrescar el tema, recordemos que AMD ya tiene a su Optetron (compatible hacia atrás con chips de 32 bits) en el mercado desde hace un tiempo e Intel recién acaba de anunciar sus intenciones de crear una arquitectura IA-32 con extensiones para servidores de bajo nivel. Ante esta situación, HP se volcó a favor de AMD, aunque nadie sabe hasta cuándo.
Martin Reynolds de Gartner Dataquest cree que HP tiene en cuenta la relación precio-rendimiento de Optetron contra los de sistemas Xeon y por eso usará Optetron en servidores de 2 y 4 vías. La presión de precios ha sido dura y así lo demuestran las cifras de ventas de servidores Unix de HP, que cayeron mientras que las de los servidores HP x86 subieron un 33 %.
HP ya ha trazado una estrategia multi-plataforma, apoyando a Windows, Linux y Unix, conjuntamente con algunas de sus propias plataformas operativas. Lo mismo hace con procesadores, con Intel, Transmeta y AMD. La empresa apuesta a que el peso del proveedor y las soluciones que éste ofrece, pesan más que la tecnología que se utiliza dentro de una solución. Si se confía en el proveedor, no importan tanto los componentes que éste utiliza. Esto no ocurría en los tiempos en que “Intel Inside” avalaba la calidad de un equipo. Para quienes duden, este posicionamiento ha sido comprobado con numerosos estudios de mercado.
HP comienza a jugar con el peso de su marca y toma el riesgo de probar que esa marca es lo suficientemente fuerte como para alejar dudas de los usuarios. Si los productos son adecuados para la tarea que hará el cliente, alcanza con que sean HP. Como ejemplo de lo contrario, tenemos a Dell, que mantiene un contrato exclusivo con Intel y espera que el mercado confíe en la tecnología de Intel … ¿Más que en la propia?
Mientras tanto, Microsoft decretó que sólo invertiría en un único sistema operativo capaz de soportar a todos los sistemas extendidos a 64bits. Hasta Barret, CEO de Intel, reconoció que las diferencias con AMD existen, pero que el software y los sistemas operativos del mercado, en general, correrán sobre ambos sistemas por igual.