Business Intelligence: Foco y disciplina para cumplir con su promesa

12 Nov 2010 en Servidores

– Los casos de negocio para el software de Business Intelligence (BI) suelen ser muy promisorios en términos de ROI (Return on Investment), pero muchos de estos proyectos no alcanzan a ver concretados sus objetivos. A menudo, no reciben los fondos necesarios; son abandonados a mitad del camino o ignorados por gran parte de la organización.
Generalmente, los proyectos de BI apuntan al aprovechamiento de masas de información acumuladas en la organización. Muchas veces se deja de lado la pregunta fundamental en todo proyecto: ¿Qué resultados se quieren alcanzar?
Abundan casos, por ejemplo, de campañas de marketing que logran atraer clientes… que no son los deseados. O de estrategias basadas en exploraciones sobre el comportamiento pasado de clientes cuyos escenarios han cambiado significativamente a lo largo del tiempo. BI es diferentes cosas para diferentes casos y usuarios.
“La mayoría de las compañías ni siquiera calculan el retorno de BI. Directamente asumen que lo tiene,” nos dice David White, analista senior de la práctica de BI en Aberdeen Group.
Aberdeen Group clasifica a los usuarios de BI en tres categorías: Los mejores en su clase, promedio y rezagados.
Por supuesto que a los “Mejores en su clase” les va mejor. Son empresas que se ocupan de hacer proyecciones de costos en el proceso de implantación y establecen alarmas para cuando los costos amagan con irse de lo esperado. En la otra punta, los “rezagados” no logran tener presupuestos concretos, ni establecer metas claras y ni siquiera tener la aprobación de los proyectos de parte de los CEOs.
Otra barrera que impide conseguir el ROI prometido por los proveedores y deseados por los usuarios, es la falta de coordinación dentro de la organización. Si un sector logra un sólido esquema de BI, tendría sentido adaptar ese plan al resto de la organización. Muchos intentan hacerlo, pero pocos lo logran.
Esa falta de organización puede llevar a otro caso frecuente: el de gastar en la misma cosa una y otra vez. Hay compañías que compran licencias de software que ya tienen y no están usando. La gente de un departamento no sabe qué está disponible en su propia empresa y compra algo que ya tienen.
Existen problemas comunes a todas las empresas. La falta de visibilidad de algunos procesos es uno de ellos. Cuando se presenta uno de esos casos, es muy posible que haya ocurrido en otra área de la compañía y siempre es una buena idea echar una mirada.
Otro estigma en proyectos BI es el de querer hacer todo a la vez. A medida que las compañías exploran sus datos, encuentran toda clase de oportunidades. Si se dejan llevar por el entusiasmo, corren el riesgo de querer hacer demasiado y eso suele llevar al fracaso general. La variedad de proyectos y exigencias de esfuerzos adicionales en las diferentes áreas, generarán resistencias y abandonos que desgastarán el impulso a medida que transcurre el tiempo.