Borland termina su trayectoria de 28 años al ser adquirida por Micro Focus

7 May 2009 en Software

La firma inglesa Micro Focus International adquirió a Borland y a la unidad de testeo y automatización de la calidad de aplicaciones empresariales de Compuware. La histórica Borland, pionera en herramientas de desarrollo, se vendió a la módica suma de U$S 75 millones, menos que la unidad de Compuware por la que se pagaron U$S 80 millones.
El mercado de prueba y calidad de software (Testing and ASQ) alcanza actualmente a los U$S 2.000 millones anuales y la adquisición de Micro Focus forma parte de su estrategia de afianzamiento y especialización en este nicho.
Las soluciones de Testing and ASQ de Compuware y las de Borland son claramente complementarias tanto entre sí, como con las propias de Micro Focus.
Borland luchaba por su supervivencia desde hace años. Algunos analistas consideran que su principal error fue la compra a un precio sobrevaluado de Ashton-Tate, desarrolladora de dBASE IV. La intención era la de expandirse en el mercado de las suite de aplicaciones yendo contra Microsoft, pero como sabemos, resultó un fracaso.
Antes de posicionarse en el segmento de ALM (Application Lifecycle Management), Borland luchó por el segmento de las herramientas de desarrollo. Finalmente, terminó vendiendo sus plataformas Delphi y JBuilder a Embarcadero Systems en 2008. Ese mismo año, Borland se mudó de sus ancestrales oficinas de Silicon Valley a Austin, Texas.
En cambio, Compuware es una empresa saludable con ventas anuales de U$S 1200 millones y ASQ es una pequeña parte de su negocio. La compañía invertirá el dinero recibido en sus áreas centrales de negocio.
De esta manera, Micro Focus compra a Borland con U$S 204 millones en pérdidas anuales y a la unidad Testing and ASQ de Compuware con sus U$S 74 millones anuales de ingresos y, si bien no se conocen sus utilidades, tampoco hay números en rojo.