BMC se suma al movimiento de consolidación en automatización de procesos de IT

24 Jul 2007 en Software

Pocos días antes de que HP anunciara la compra de Opsware, que a su vez había adquirido a iConclude en el pasado mes de marzo.
BMC Software anunció la compra de RealOps, empresa proveedora de soluciones de automatización de procesos de IT (actividad también conocida como “run book automation.”)
Esta clase de automatización consiste en aplicar los recursos correctos a los cambios que van surgiendo en los sistemas de computación a medida que éstos operan. El objetivo es la reducción de tiempos de parada/caída y la eliminación de las intervenciones manuales de los administradores de IT.
RealOps y BMC ya eran aliados y ofrecen juntos una plataforma integrada de automatización de operaciones con la que las empresas pueden definir y automatizar sus procesos de IT.
Combinados, el software AutoPilot y la plataforma AMP de RealOps automatizan el manejo de problemas, cambios y servicios en sistemas de computación. Se complementan con la base de datos de configuración (CMDB, por Configuration Management Database) Atrium que es parte de la plataforma de automatización de procesos Remedy IT de BMC Sofware.
Con AMP y Atrium, BMC espera reforzar la disponibilidad de servicios minimizando las interrupciones y acelerando el análisis y resolución de problemas. Con la compra de RealOps, BMC  mejora su competitividad frente a Opsware (que HP intenta adquirir en estos momentos), además de IBM, con la propia HP, con CA y con otros en un segmento cada vez más disputado. Empresas como Opalis y Optinuity están entre las pocas independientes del segmento. Opalis es otro de los socios de BMC y desarrolló un paquete de integración que funciona con Patrol de BMC.
Los analistas de mercado ven a Opalis y Optinuity como blancos de adquisición para empresas como IBM, HP, CA, Symantec o EMC. Andi Mann, de Enterprise Management Associates, considera que la compra de RealOps debilitará la alianza entre BMC y Opalis. Por otra parte, consideró que compañías como IBM y CA no tienen soluciones como las de esos dos pequeños proveedores, cuyos productos resultarían un diferenciador crítico en este campo de acción.