Avaya compra la unidad Enterprise de Nortel por U$S 900 millones

El acuerdo por U$S 900 millones se cerraría antes de fin de año. El pasado mes de julio, Avaya inició su intento de compra de la unidad Enterprise de Nortel ofreciendo U$S 475 millones. Así, se inició un proceso conocido como “stalking horse” en el cual pueden intervenir otras empresas con nuevas ofertas por un determinado plazo.
Actualmente, Nortel se encuentra bajo protección por bancarrota. En el proceso participaron otras dos empresas oferentes, cuyos nombres no se dieron a conocer por parte de Nortel.
Avaya se comprometió a retener al 75% del personal y aportó un fondo adicional de quince millones para dicho fin.
La oferta de Avaya fue impugnada por Verizon, empresa cliente de Nortel que cuestionó la capacidad de dar futuro soporte. Los directivos de Nortel no creen que la objeción de Verizon frustre el acuerdo de venta o su aprobación en la corte.
Hasta el cierre del acuerdo, Nortel proseguirá con sus operaciones normalmente en términos de soporte al cliente. El presidente de Nortel, Joel Hackney, consideró que Nortel complementará el portafolio de Avaya y que el anuncio “ha eliminado la incertidumbre. Nuestros clientes podrán aprovechar plenamente las inversiones que han realizado en el pasado y también la capacidad de Avaya para ampliar el portafolio de Nortel.”
A pesar de sus dificultades financieras, Nortel prosiguió con sus proyectos en el curso de 2009. Presentó una nueva plataforma de servicios virtuales para el core de la red, una nueva plataforma segura de routing y una nueva solución de Comunicaciones Unificadas.
Este año, Nortel vendió su unidad Alteon a Radware; sus activos de tecnología inalámbrica CDMA y LTE a Ericsson y ahora su unidad Enterprise a Avaya.