Almacenamiento externo para Windows y Linux, en bloques y sobre un tejido IP

10 Abr 2006 en Storage

La unidad de negocio de Bell Microproducts, Hammer Storage, presentó una solución que vale la pena describir debido al concepto en el que se basa. Se trata de la línea Z-series de arreglos de discos que se conectan a la red y proveen almacenamiento a nivel de bloques para Windows y próximamente harán lo propio para máquinas Linux Red Hat.
A diferencia de una SAN, los productos Hammer, quizás orientados a empresas medianas o grandes departamentos corporativos, utilizan a la red IP existente como fabric o tejido. Tanto los clientes como los arreglos de discos se conectan a un switch IP estándar para su conectividad. Las máquinas Windows acceden a volúmenes virtuales que se presentan como si fuesen discos locales conectados a la máquina (DAS, Direct Attached Storage).
Estos arreglos utilizan la tecnología Z-SAN de Zetera. Los arreglos Z-series alcanzan cada uno a contener 2 Terabytes de capacidad raw y su tamaño les permite dos formatos pequeños: uno para colocar en escritorios y otro para racks. Cuando hace falta más capacidad, basta con conectar un nuevo arreglo al switch. El dispositivo permite escalar la capacidad de estos volúmenes virtuales hasta 128 Petabytes, siempre y cuando el sistema operativo soporte una estructura de archivos tan grande.
Cada uno de estos arreglos tiene una velocidad de throughput de 80 MB por segundo y el ancho de banda adicional requerido en implementaciones de muchos dispositivos se limita a lo que puede manejar el switch o la red.