Alivio: se abre la posibilidad de no tener que rehacer las aplicaciones Web

28 Nov 2003 en Mobile

Repasemos el tema. Hace un par de semanas publicamos la noticia relativa al conflicto entre la firma EOLAS y Microsoft. La primera de ellas reclamó derechos de propiedad intelectual y patente de parte de la tecnología utilizada en Internet Explorer de Microsoft. En principio, la patente les fue otorgada, pero ahora United States Patent and Trademark Office (USPTO) ordenó un nuevo examen de la controversial patente 906 (que en realidad es la 5.838.906), la cual, de ser otorgada a EOLAS, afectaría a la utilización de controles ActiveX en los browsers.
Esto representa una victoria parcial no sólo para Microsoft, sino también para W3C (World Wide Web Consortium), autora de gran parte de los estándares utilizados por los browsers. Los cambios que generaría el otorgamiento de la patente a EOLAS impactarían en el funcionamiento de aplicaciones Web de todo tipo. Anunciantes y marketineros online, además de desarrolladores Web, tendrían -por ejemplo- que rehacer gran parte de lo desarrollado con herramientas como Flash de Macromedia.
Si bien el pedido de W3C para la revocación de la patente alegando la profusa divulgación de la tecnología en toda clase de industria puede ser concedido, esto no acabará con el conflicto. Generalmente, cuando una patente es revocada se inicia un proceso conocido como ‘prosecución’ en el que los abogados en patentes y los examinadores de la USPTO intercambian una cantidad de documentos. Eso puede convertirse en un proceso prolongado y de nunca acabar, especialmente en casos de esta magnitud, con muchos millones de dólares en juego. El tema podría llegar a la Suprema Corte y la USPTO también puede recoger opiniones en todo el país para conocer la situación en las diversas industrias.
HTML Patent Advisory Group de W3C estaría  en el centro de la escena, ya que este cuerpo sostiene ante la USPTO que “existe evidencia clara de que la tecnología estaba disponible antes de que la patente 906 fuera otorgada a EOLAS”. W3C también advirtió a USPTO que el otorgamiento de la patente a EOLAS “causaría un sustancial daño económico y técnico a la operación global de la Web”.