Algunos Bemoles del TCO del Storage

3 Nov 2003 en Storage

El TCO (Total Cost of Ownership o Costo Total de Propiedad) del almacenamiento de datos no es algo que se maneja de la misma forma en todas las organizaciones. El pasaje desde el almacenamiento dentro de los servidores (DAS) a los dispositivos sobre red como SAN o NAS, generan diferentes visiones. Invariablemente, el costo del storage baja según su capacidad va en aumento, pero entre diferentes tipos de storage, esa disminución varía. Por ejemplo, el TCO de los DAS aumenta a mayor velocidad que el de los SANs.

            “Esta premisa parece contradecir a otros muchos estudios hechos públicos y también a la creencia popular,” nos dice Ken Steinhardt, director de análisis de tecnología de EMC Corp. “El mayor componente de TCO que hace caros a los DAS (Direct Attached Storage), es el costo de los recursos de staff necesarios, que siguen creciendo aun cuando el del hardware de storage baja.”

            Steinhardt también sostiene que cuando se comparten almacenamientos DAS se generan costos adicionales que complican a importantes recursos de personal especializado. “La gente compra CPUs para procesar sus aplicaciones y no para verse complicada con requerimientos remotos de storage desde la CPU de otro departamento, algo que ocurre siempre con los DAS compartidos,” agrega.

            Si bien los argumentos de Steinhardt son válidos, un análisis del TCO debe de tener en cuenta a todos los factores presentes en la infraestructura relacionada con el uso de los dispositivos. Generalmente, cuanto más capacidad tiene una infraestructura SAN (Storage Area Network), mejor se puede distribuir su costo en los terabytes almacenados. Con los DAS, ocurre lo contrario, ya que su costo de administración por gigabyte crece a medida que lo hacen los sistemas DAS individuales.

            Steinhardt cree que uno de los problemas puede ser que en muchas compañías no se comprende realmente cuáles son los componentes del TCO en storage. “Si bien no es posible generalizar, vemos que existe un área gris respecto a este tema. Esta falta de comprensión lleva a centrar el foco del TCO en el costo de adquisición de las soluciones, dejando de lado a otros aspectos asociados con la configuración, monitoreo, provisioning, back-up, replicación de datos, itnegración con otros softwares, integración con dispositivos de otros proveedores, pre-pruebas, reporting, su adaptabilidad a nuevas tecnologías emergentes y mucho más.”