Adopción de Blade Servers: inferior a lo esperado

Hace apenas unos meses, los blade servers eran el último grito de la moda en IT. Las revistas de tecnología, incluyendo a Datamation, cubrían el tema con intensidad. IDC vaticinaba sin empacho que el segmento de estos simpáticos servidores llegaría a los U$S 9.000 millones en ventas para el año 2008, representando un 29 por ciento de las unidades vendidas durante dicho año. Las proyecciones no eran tan locas, ya que en el 2003 las ventas de blade servers llegaron a U$S 583 millones contra U$S 90 millones del 2002.
Pero durante este 2004 el crecimiento se ha detenido considerablemente y la administrabilidad de estos servidores ha mostrado ser problemática. Los pronósticos más conservadores de Gartner, la otra consultora líder, se hacen realidad. Esta firma proyectó ventas de blades servers inferiores a los U$S 1.000 millones en el 2004 y, para el 2008, no cree que superen los U$S 2.500 millones. Esto insinúa que los blade servers no se convertirán en un estándar dentro de la sala de servidores como otros predijeron.
“No reemplazan a los servidores de propósito general,” observó el analista John Enck de Gartner. “Son los mejores para tareas específicas como granjas de servidores Web y granjas de computación de alta performance.”
HP e IBM lideran el segmento en una competencia cabeza a cabeza donde es difícil establecer quién es el ganador. Para dar una idea del liderazgo, entre las dos compañías tienen un 75% de participación en el mercado de blade servers. Pero HP ha sido el primero en responder a la demanda de mayor administración con HP BladeSystem, un paquete de hardware, software y servicios que presentó hace una semana y que todavía está lejos de la soñada virtualización y rápido reemplazo que se prometió a los usuarios. Para administrar a los blades servers hace falta mucho esfuerzo y la escritura de procedimientos que les permitan interactuar con el resto de la infraestructura de IT.
La gente de HP insiste en que los blade servers son un camino válido hacia la reducción de costos, como puede ser el caso de una granja de blade servers en la consolidación de licencias de software para desktops. Por ejemplo, de mil PCs sólo 500 se activan a un mismo tiempo con una aplicación, de modo que en lugar de comprar 1000 licencias, con 600 alcanzaría con holgura. HP BladeSystems administra cada nuevo login para garantizar que se conecte al servidor disponible en lugar de tener que dedicar hardware y software a cada usuario.