Administración de infraestructura: su nuevo rol y sus proveedores líderes

 

Infrast MgmtEvolución de la administración de infraestructura de IT

En los últimos años hemos escuchado poco acerca de la evolución del mercado de la administración de infraestructura de IT. Los proveedores moderaron sus esfuerzos en la promoción de estas plataformas como offerings puntuales y las dejaron sumergirse en integraciones mayores. Sin embargo, el advenimiento de cloud computing ha invitado a que se reanude la discusión relativa al papel que tiene la administración de infraestructura y también ha reposicionado a los proveedores que juegan en la categoría.

Hasta hace poco tiempo, hablar de administración de infraestructura equivalía a hablar de soluciones para los centros de datos. El foco era en cosas como las complicaciones de manejar variadas poblaciones de servidores, equipo de networking, etc. Así, los principales proveedores trabajaron en la creación de ofertas de lo que se llamó MoM (Manager of Managers), un enfoque centralizado para manejar todo el centro de datos y sus ramificaciones. Este concepto total necesitaba convivir con otras soluciones y así estas soluciones MoM crearon interoperabilidad con otras soluciones “puntuales.”

Requisito para el éxito de estas soluciones MoM, es sin duda la accesibilidad a todas las fuentes de información, algo que más o menos está resuelto en las soluciones de los principales proveedores y gracias a la proliferación de estándares. Pero para que esa clase de entorno centralizado sea exitoso, sus interfaces deben operar en ambos sentidos para permitir que sus comandos sean interpretados, ejecutados o automatizados. Y aquí es donde la mayoría de las soluciones fracasan. Si bien son capaces de mostrar información, su capacidad de actuar sobre esa misma información es limitada y necesita de trabajo de scripting y customización para lograr una verdadera comunicación ida y vuelta.

El impacto de Cloud Computing

El segmento de la administración de infraestructura ha sentido el impacto de cloud computing. A partir de esta irrupción, han crecido en importancia la necesidad de automatizar y la de integrar tecnologías dispares. La posibilidad de administrar la infraestructura de una organización en forma coherente con cloud computing, representa un potencial diferencial competitivo para muchas empresas.

A partir de cloud computing, integración es la palabra clave. Tal como lo cita la gente de la consultora inglesa Ovum, la sigla CIO significará “Chief Integration Officer” en un futuro próximo. Los CIO tendrán que ocuparse de aparear una amplia selección de recursos de IT para satisfacer las demandas de sus clientes y mercados.

En estos contextos, las empresas deberán reservarse cierto nivel de control sobre la administración de esos recursos. Así, podrán preservar su poder de decisión sobre temas como outsourcing de IT, la necesidad de cambios de proveedores o niveles de servicio que están entregando a sus clientes internos y externos.

Citando nuevamente a la consultora Ovum, fuente de este artículo, vemos que el papel de la administración de infraestructura se desplaza desde soluciones puntuales hacia una perspectiva de nivel más alto abarcando aspectos relacionados con costos, valor, riesgo y flexibilidad en la entrega de servicios de IT capaces de satisfacer la demanda de los clientes.

Ese afán por centralizar y generalizar la administración en entornos heterogéneos llevó a la incorporación de una gran cantidad de tecnología para ir resolviendo las presencias “puntuales.” Así, hoy tenemos soluciones con una ingeniería que excede lo necesario para el cumplimiento de sus objetivos. La necesidad de tener especialistas calificados se convirtió en un lujo para las empresas usuarias en tiempos de crisis, especialmente en las de mediano porte. Hoy las empresas necesitan profesionales con visión general y capaces de administrar el centro de datos sin el grado de especialización que ciertas tecnologías requieren. Esta situación ha dado origen al término “just enough management” (Apenas la administración suficiente). Este concepto tan amigable para el usuario, no lo es tanto para los proveedores, quiénes deben incorporar en sus productos un alto grado de automatización si quieren entregar soluciones aptas para grandes centros de datos.

Líderes, challengers y seguidores

El estudio realizado por el grupo Datamonitor al que pertenece la consultora Ovum, califica a los proveedores de la siguiente forma:

         Líderes: CA Technologies, HP, IBM, VMware

         Challengers: BMC, Microsoft y NetIQ

         Seguidores: Dell, EMC y Symantec

En el segmento de los líderes, el único nuevo es VMware, ya que CA, HP e IBM, nos tenían acostumbrados a verlos en administración de infraestructura con sus plataformas Unicenter, OpenView y Tivoli desde los años noventa. Estos líderes no son necesariamente parejos en sus desempeños. Los aspectos técnicos encuestados por Ovum entre cientos de empresas globalmente, muestran a HP e IBM como claros líderes con un puntaje de 8.7 (de 1 a 10), seguidos por CA con 8.4 y VMware con 8.1. En términos de satisfacción al cliente, las posiciones son casi inversas, con VMware a la cabeza, IBM tercero, HP quinta y CA séptima.

Estas empresas líderes tienen diferentes “potencias” de llegada al mercado. Aquí, Microsoft (que no está entre los líderes) es la única compañía con presencia en prácticamente todo tipo y tamaño de empresa. HP está segunda, IBM está cuarta, VMware quinta y CA en sexto lugar. La brecha entre HP y CA es de un 20% de la puntuación otorgada por los encuestados.

En el segmento de los Challengers, BMC lidera en tecnología, seguido por Microsoft y NetIQ que empatan entre sí. En satisfacción al cliente, Microsoft le lleva una décima de punto a BMC y luego viene NetIQ. En impacto o llegada al mercado, Microsoft está a la cabeza, seguido por BMC y bastante detrás, NetIQ.

En el grupo de los seguidores, Dell y Symantec empatan en un primer lugar en tecnología, seguidos por EMC, que todavía está bastante limitada al terreno de la administración de storage. En satisfacción al cliente, EMC está primera, seguida por Symantec y Dell, que no se destaca por su buen servicio a corporaciones, tercera. En cambio, en llegada al mercado, Dell está primera con su amplio portafolio de productos y servicios, seguida de cerca por EMC y con Symantec última bastante debajo.