Accenture: las empresas de software más agresivas serán las ganadoras

18 Ago 2009 en Management

Las compañías de software deben estar en la mayor cantidad posible de mercados atractivos y no abstenerse de ejecutar estrategias sólidas.
En su 2008 Global Software Study, Accenture observa que los mercados de Occidente “están lentos y que la fuerza de trabajo envejece. La manufactura de software y en consecuencia el capital, está migrando hacia Asia y Europa Oriental. El crecimiento de nuevos mercados lleva a la necesidad de reducir riesgos desarrollando y vendiendo en múltiples ubicaciones geográficas.”
En mercados maduros, las compañías tendrán mayores ingresos por mantenimientos que por nuevas ventas. En mercados emergentes, ocurrirá lo contrario. Según el informe, las compañías deberían también verificar si están cobrando todos los aranceles por licencia que les corresponden. Según un estudio de Business Software Alliance, la industria del software perdió 50.000 millones de dólares por piratería en 2008.
Pekka Huttunen, director de la práctica de software de Accenture, recomienda ir con cuidado al tratar de conseguir efectivo de los clientes en tiempos de crisis. “Este podría en cambio ser el momento para crear herramientas y mejores prácticas para que las compañías puedan atender a sus licencias al momento de la reactivación,” dijo Huttunen. Luego, agregó que los mismos proveedores son quienes deberían ayudar a las compañías con herramientas de administración de activos de software. De esta manera, tendrán mejor visión del cliente y de la forma en que éste utiliza sus soluciones.
El informe observa que la fuerza de programación se reduce en los países desarrollados y crece en los emergentes. Sin embargo, la decisión de ir offshore puede no ser para todos. Cita el ejemplo de áreas de los EE.UU. donde existe personal calificado a un costo aceptable y la presencia de valores morales que llevan a conservar la fuerza de trabajo local.
Ante condiciones adversas, Accenture recomienda mantener la agresividad y no centrarse en la reducción de costos. “En la crisis de 1990-91 y caída de las dot.com, las empresas que administraron sus costos y reforzaron sus posiciones estratégicas, superaron a las otras durante los siguientes seis años.”
El informe sostiene que los patrones de compra de software están cambiando y se orientan hacia SaaS (Software as a Service), destacando también el peso de Web 2.0 y la necesidad de depurar los portafolios de productos. La integración de tecnologías previamente adquiridas por los proveedores, es otra prioridad.
Por último, se refiere a la necesidad de invertir para poder contar con canales de comercialización además de las fuerzas de venta directa.
“Aún en estos tiempos desafiantes, hay oportunidades para los proveedores capaces de ofrecer mayor valor con su software. Luego de esta crisis la industria surgirá más fuerte que antes porque las dificultades aceleran cambios y fuerzan innovación,” concluye Huttunen.