Windows 8

Windows 8 trae grandes posibilidades si se lo utiliza adecuadamente







Qué podemos esperar de Windows 8:

Los fabricantes de Tablets, PCs, Notebooks y Netbooks han comenzado a demostrar sus productos con Windows 8. Las características específicas de esta nueva versión de sistema operativo estarán abundantemente descriptas en numerosas publicaciones y en los sitios de la propia Microsoft. Por esa razón no vamos aquí a entrar en detalles descriptivos.

Windows 8

Windows 8 brinda buenas posibilidades de uso en empresas, pero hay que seguir una política

En los ambientes empresariales, que son el foco de nuestra publicación, veremos seguramente un torrente de empleados/usuarios que llegarán con sus nuevas tablets basadas en el nuevo Windows 8. Esto sin duda genera un escenario del tipo BYOD (Bring Your Own Device) que traerá sus bemoles a los administradores.
El columnista de Datamation, Rob Enderle, opina que lo importante para los responsables de los departamentos de IT es tener un panorama de qué es lo que va a funcionar y qué no. La idea de este enfoque es que la gente de IT pueda aconsejar con anticipación a los usuarios y llevar a mejores elecciones en la prueba de los equipamientos disponibles en el mercado.

Windows 8 y Windows RT
Desde la época de las primeras versiones de NT, que funcionaban sobre múltiples procesadores (Alpha de Digital además de Intel o AMD, por ejemplo), Windows 8 es el primer sistema operativo Windows que corre sobre varios procesadores. Para diferenciar bien las versiones, tenemos que Windows 8 es la que corre sobre Intel y Windows RT es la versión para procesadores ARM. Recordemos que ARM significa Advanced RISC Machine o Acorn RISC Machine. Es una arquitectura creada por Acorn Computers y ha proliferado en configuraciones de 32 bits dado que esta compañía ha licenciado la arquitectura a múltiples fabricantes.
Windows RT funcionará principalmente en productos orientados a consumidores y Microsoft lo presenta como competidor del iPAD de Appe, promocionándolo como más seguro, más fácil de usar y más fácil de administrar. Además, dado que estará sobre diferentes hardwares, incluyendo el propio de Microsoft, se entiende que será una opción más competitiva en costo.
La versión RT podría facilitar entornos BYOD ya que diferentes hardwares utilizarán un mismo sistema operativo. También puede ayudar a que los dispositivos tablet actúen como front ends en los servicios cloud de Microsoft (Office 365 y Azure). También es un sistema que ayuda a prolongar la vida de la batería, además de costar menos que los iPAD.
Esta clase de producto tendrá la contra de su fragilidad, especialmente en ambientes de trabajo de campo característicos de los vendedores y agentes de empresas. La durabilidad podría ser uno de los principales problemas para los administradores que manejan la inversión en estos equipos. Su tamaño en general será parecido al del iPAD, con una medida promedio de diez pulgadas.
Rob Enderle aconseja: no vean a las tablets ARM como a un reemplazante de las notebooks, sino como a una alternativa del iPAD, por ejemplo. Ese es el espacio donde “se verán favorablemente sorprendidos.”

Windows 8, en cambio, vendrá en una variedad de configuraciones de hardwares, desde laptops a otros modelos. Beneficiará a sistemas que tengan pantallas touch o teclados multitouch.
Esta plataforma no es tan eficiente si se utilizan mouses o TrackPoints como los que tienen algunas Notebooks.
Enderle recomienda usar Windows 8 en tres clases de configuraciones. Son las del tipo “all-in-one” con touch; las laptops grandes con touch y las tablets híbridas. Funcionará razonablemente bien con un teclado touch si ese teclado es grande, soportará multi-touch y se podrán usar con comodidad los menús de comandos que se ubicarán en las esquinas de la pantalla.
Para funcionar sin problemas, las notebooks necesitarán que las bisagras que sostienen la pantalla sean bien sólidas. Windows 8 funcionará mejor en modo touch con pantallas de 15 o 16 pulgadas, ya que tienen bases bastante pesadas y la notebook nos se volcará cuando se presione la pantalla. Con productos como Ultrabooks, se trabajará más cómodamente usando un buen teclado touch ya que son demasiado livianas.
Las PCs de escritorio con Windows 8, especialmente las que tienen pantallas de 27 o más pulgadas, no han funcionado demasiado bien con touch por un tema ergonómico. Las pantallas en general están bastante alejadas del usuario y hay que estirarse demasiado. Mejor que comprar pantallas touch, será en estos casos mejor conseguir un teclado USB Touchpad compatible. Eso resultará menos costoso y especialmente en usuarios que utilizan más de un monitor.
Los híbridos serán una nueva especie que podrá utilizar Windows 8. Son máquinas que se convierten de tablet a laptop con el agregado de un teclado incorporado o separado.
Con medidas de 13.3 pulgadas, estas últimas máquinas han mostrado poder cumplir con ambos papeles en forma aceptable. Si el tablet es de mayor tamaño, resultará demasiado pesado y si es de menor tamaño, no podrá jugar su papel como laptop. Estos equipos, que tendrán que operar en mano y ser transportados de un lado al otro, tendrán el mismo problema de durabilidad que las tablets puras.

La opción Surface de la propia Microsoft
Otra opción es la que podemos considerar como a otra clase de producto, dentro del mismo contexto. Se trata de las Surface Tablets que ha decidido fabricar la propia Microsoft. Así como Google ofrece la mejor experiencia de uso de su sistema Android en su plataforma Nexus, Microsoft cree que Surface será la que ofrezca la mejor experiencia Windows 8.
Entre los productos de otros fabricantes, Enderle ve destacarse a la ThinkPad Tablet para Windows 8 de Lenovo. Lenovo ha logrado adherir a todos los elementos diferenciantes de Windows 8, pero conservando la tradicional naturaleza de las ThinkPad: opción de un teclado resistente, seguridad y durabilidad.
“Este es recién el comienzo de los cambios que experimentará la PC en los próximos años. Veremos cosas cada vez más creativas durante el año que viene y a medida que la industria adopta lo que representa el mayor cambio desde la aparición de Windows 95,” nos dice Enderle.