Preocupa la evolución de Cloud Computing

 

Damu Kuttikrishnan
Varios son los estudios que dejan a la nueva tendencia en una posición que no coincide con las expectativas, tanto de quienes desarrollan la tecnología, como de quienes la utilizan. Como en toda innovación, la curva de su evolución debe ser seguida con mucha atención.

Demu

Damu Kuttikrishnan evalúa la evolución de Cloud Computing

Las novedades sobre cloud computing no son las mejores que se podría esperar dada la gran inversión en marketing y ajuste tecnológico que han realizado algunos proveedores. Sobre todo, en marketing.

Los proveedores han realizado sus propias evaluaciones sobre la adopción de esta nueva vertiente tecnológica. Microsoft, por ejemplo, en su estudio SMB Cloud Adoption Study 2011, muestra que un 29% de las empresas medianas y pequeñas está pagando por uno o más servicios cloud. La proyección muestra que en los tres próximos años, ese índice crecerá al 39%.

La encuesta 2011 State of Cloud de Symantec registra que la adopción de cloud computing en organizaciones de cierto porte es lenta y que son muy pocas las que han llegado a sus metas. Sólo un 11 a 19% ha finalizado implementaciones SaaS (Software as a Service); nubes privadas IaaS/PaaS (Infrastructure as a Service/Platform as a Service) un 17%; IaaS/PaaS públicas un 17%; y IaaS/PaaS híbridas un 11%. El estudio muestra que, además de una realidad que no responde a lo esperado, existen grandes brechas entre los resultados que las empresas usuarias esperaban y las metas concretadas.

Los participantes en la muestra de esta encuesta expresaron los siguientes niveles de brecha entre lo esperado y lo realizado:

         Aumento de la agilidad del IT: brecha de 42%

         Mejora en la prestancia para DR (Disaster Recovery): brecha 42%

         Aumento en la eficiencia de la computación: brecha 43%

         Reducción de gastos operativos: brecha 43%

         Aumento de la seguridad: brecha 37%

Según la encuesta Data Center Decisions 2011, la adopción de cloud computing crece lentamente y sólo un pequeño porcentaje expresa resultados diferentes entre el año 2010 y 2011. La implementación de nubes públicas y privadas, creció un 4% en 2010 y un 6% en 2011.

Otro estudio, esta vez impulsado por North Bridge Venture Partners junto con GigaOM Pro y The 451 Group, tuvo 413 entrevistados. La muestra incluyó a expertos en la industria, a usuarios y a proveedores de software, soporte y servicios cloud. Publicado en junio de este año, el estudio muestra que un 40% de los entrevistados por el momento sólo está experimentando con el pasaje a cloud. Otro 26% de los entrevistados está esperando que el mercado madure antes de estructurar una estrategia formal para cloud.

El presupuesto adjudicado es un indicador importante del nivel de adopción de cualquier innovación o tecnología en una organización. Si bien la información disponible es limitada, existen algunos sondeos que dan un panorama de la adjudicación de presupuesto a cloud computing.

Según un estudio realizado por TechTarget en más de 500 compañías de los EE.UU, un sorprendente 70% ha presupuestado inversión en proyectos de cloud computing durante el 2011. Esto compara con un exiguo 10% en 2010. Pero el monto no es el esperado. En la mayoría de las compañías, la inversión para cloud computing no supera el 10% de su presupuesto de IT.

Otra encuesta, realizada entre 375 directivos de IT con poder de decisión por CompTIA (Computing Technology Industry Association) a principios de este año, mostró que sólo un 18% de los entrevistados esperaba gastar algo en cloud computing en los siguientes doce meses.

Un investigador de la Society of Information Management (SIM) y profesor del Stevens Institute of Technology, el profesor Jerry Luftman, dirigió un estudio cuyas conclusiones fueron las siguientes:

El crecimiento de cloud computing es lento. En promedio, las organizaciones están invirtiendo un 6% de sus presupuestos en despliegues cloud internos durante 2011.

La inversión en implementaciones cloud externas, es aún menor, de un 5% de los presupuestos.

Menos de una quinta parte de las empresas ha dedicado presupuesto a cloud. De ellas, un 59% planea incrementar ese presupuesto el año próximo.

La encuesta CDW 2011 de seguimiento de Cloud Computing, muestra que prácticamente no existen ningún directivo de IT que piense invertir más de un tercio de su presupuesto de IT en cloud computing en los próximos cinco años.

Los obstáculos que frenan a cloud computing son varios.

Uno de ellos es lo que conocemos como Compliance. Las soluciones cloud deben cumplir con diferentes estándares como PCI, PCI-DSS, HIPAA, SAS 70 y otros.

La interoperabilidad es otro aspecto. Una situación ideal de interoperabilidad consistiría en poder mover las aplicaciones a través de nubes y plataformas sin tener que hacerles cambios importantes. La situación actual y la ausencia de estándares comunes evita que esta portabilidad entre clouds y entre plataformas sea posible, creando así opciones propietarias que encierran al cliente en un proveedor determinado. Este desafío puede ser uno de los más difíciles de superar y, además, tomará mucho tiempo.

La cultura, como siempre, es un obstáculo para muchos cambios. Muchas organizaciones no están preparadas para este cambio en especial y, en particular, debido a que no se trata de una innovación pasible de incrementos parciales. Cloud involucra cambios en los procesos del negocio y en la forma en que los han estado concibiendo por años. El cambio a cloud implica la generación de confianza y la superación del temor al cambio y a la pérdida de control sobre los datos y procesos. Cloud computing aparece como un cambio donde los resultados, beneficios y retorno de la inversión, no pueden ser cuantificados con precisión.

El grado de conocimiento de cloud es variable. En toda organización actual debería tenerse un conocimiento básico de cloud computing. De otra manera, el concepto puede adquirir diferentes significados entre los diversos grupos que forman parte de esas organizaciones.

Tecnologías como IaaS, PaaS, SaaS, nube privada o pública, deberían tener el mismo significado para toda la gente de una organización. Sin este nivel básico de educación, cualquier planeamiento o implementación podría sucumbir ante la resistencia y confusión. Por otra parte, seguramente el cambio transcurriría en tiempos más prolongados y mayores costos.

El retorno de la inversión (ROI) es otro tema espinoso. Es muy difícil cuantificar con precisión el retorno de la inversión en un proyecto cloud.

Para finalizar con los principales obstáculos a la adopción de cloud, tenemos a la integración. Una aplicación que se mueve a la nube, tiene que integrarse con las otras aplicaciones con las que antes estuvo integrada en la plataforma interna. Y eso hay que hacerlo antes de moverla a la nube.

Como conclusión, tenemos que la adopción de cloud computing en los próximos años dependerá de la forma en que estos principales obstáculos son superados y también de la forma en que las ventajas estratégicas son medidas y comunicadas. Entre esas ventajas, tenemos al ROI, a la agilidad y a la flexibilidad, por ejemplo.

Este artículo se basa en el trabajo publicado por Damu Kuttikrishnan en Datamation. El autor es un experto en diversas áreas de IT, incluyendo administración de proyectos, portfolio y programas; operaciones; estrategia; planeamiento y transformación a través del cambio. Calificó como Six Sigma Lean Black Belt con experiencia en desarrollo, alineamiento y administración de programas estratégicos.